Comedias románticas de ayer y hoy – Begin Again

Hoy es el turno de Begin Again, una elegante comedia romántica musical, que mezcla en su justa medida, las relaciones personales, la música y la artística escenografía del Nueva York más urbano

Escrito por Álvaro Cabello G.

Si hay una palabra que define Begin Again, es exquisita. Tengo que admitir que tengo especial predilección por la que considero una obra maestra del género, aunque la misma sea difícil de enmarcar en uno solo, al mezclar romance, drama, comedia y música, sobre todo música y de un gusto excelente.

El filme, capitaneado en el reparto por unos excepcionales Keira Knightley y Mark Ruffalo, comienza con el desmoronamiento de los personajes principales, que no parecen pasar su mejor momento. Sin embargo, es a partir de esta aparente bajada a los fondos, cuando comienza a latir la creatividad, que a une a la cantante y al productor venido a menos.

La película, que también cuenta con el vocalista de Maroon 5, Adam Levine, en el reparto, está adornada en todo momento por distintas actuaciones musicales tanto del propio Levine, como de Knightley, que demuestra que también tiene un don especial para la música. Esta banda sonora le valió al largometraje una nominación a los Oscars.

Contada sin ninguna pretensión, nos encontramos con una cinta que siempre apetece ver, los ingredientes que la componen se mezclan en su justa medida, nada sobra. La música como eje principal de la misma, da paso a una vista de ese Nueva York multicultural, creativo y bohemio, que encajan a la perfección con el desarrollo natural de la película. Begin Again, deja atrás los sentimentalismo, no estamos ante una comedia romántica al uso, el azúcar no es explícito, ni está ni se le espera. La comedia nace del drama y el universo caótico que tan bien interpreta Mark Ruffalo.

Begin Again, es esa película con la que siempre quedarás bien al recomendarla, una exquisitez gourmet, para degustar tranquilamente y dejarse llevar por los cinco sentidos.

Lo mejor: La BANDA SONORA, la química entre los protagonistas, la fotografía de los escenarios de Nueva York.

Lo peor: Adam Levine como actor.

Nota: 8/10

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here