‘Condenada’. Capítulo 9

Por Samarah Ghannam

Después de un par de horas de vuelo ya había llegado a su destino. Estaba feliz. Feliz porque se resolvería todo al fin pero sabía que por mu feliz que ella estuviera el final no lo sería tanto…

Durante el vuelo lo había pensado todo y lo tenía todo tremendamente estudiado, sabía a qué rincón iría a buscar para después encontrar. No eran rincones no, porque solo había un rincón donde ella podía estar, donde daría con la persona que durante los últimos años le había hecho la vida imposible. Preferiría morir a vivir así.

Entró en un café a tomar algo. Tenía que hacer tiempo. No había llegado la hora ya que tampoco podía elegir cualquier hora tenía que ser justo a esa hora, a las ocho de la tarde donde todo terminaría. Quedaban unas tres horas aproximadamente.

En su cabeza se repetían las siguientes palabras: “acabará, acabará, todo terminará, podrás descansar, tranquila”

Llegó la hora. Dios mío los nervios le recorrían todo el cuerpo. Sabía con quién se iba a encontrar. Iba a ser muy duro pero tenía que ser así. “No siempre todo lo que queremos ocurre en la vida, pensó”. Llegó al lugar. Había mucha gente aglomerada pero ella siguió recto. Empezaba a ver su sombra. Los nervios estaban a flor de piel. Llegó. Allí estaba ella. De espaldas. Su mano se deslizó ligeramente hacia el hombro de ella haciendo un pequeño gesto para que se girara. Un “boom” de sentimientos recorrieron todo su cuerpo hasta que despertó. Agitada. Nerviosa. Abrió los ojos:

“Fue acusada y condenada a ochenta y ocho años de prisión. Nunca se le olvidará esa fecha, quedará marcada en su alma como si fuera lo único que hubiese vivido durante sus treinta y ocho años”.

“Todavía me quedaban ocho años por cumplir”.

“No todos los sueños son dulces. El karma también existe en ellos”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here