Crítica de ‘Hotel Artemis’: no es tan fascinante como parece

El filme del debutante Drew Pearce se queda a medio gas y no logra encontrar su propio estilo

Por Jorge Caracuel Suero

Drew Pearce debuta en el mundo de los largometrajes con ‘Hotel Artemis’, un filme futurista y lleno de misterios que, desde que salió su trailer, apuntaba maneras de ser una de las obras de ciencia ficción del año, pero esto no es así, para nada.

‘Hotel Artemis’ es una película que se desarrolla en un hospital exclusivo para delincuentes, regentado por Jean Thomas y ceñido a unas reglas muy estrictas. Cuando el centro es atacado, se dará paso a una espiral de violencia muy difícil de contener.

La premisa de ‘Hotel Artemis’ es muy interesante, pero, en su desarrollo, sus intenciones se diluyen por completo. Deja de ser un filme de ficción para convertirse en una cinta con grandes dosis de violencia y con personajes que entran y salen de escena de forma gratuita y sin ningún tipo de explicación.

Quienes se pensaban que estaban ante una pieza extraordinaria de la ciencia ficción, estaban muy equivocados. Drew Pearce no es el nuevo Neill Blomkamp, por mucho que ‘Hotel Artemis’ pudiera recordar a antiguos trabajos del director. Ni siquiera su exquisita plantilla de actores pueden salvar un producto que no tiene claros sus intenciones ni tiene definido su género, jugando a dos bandas entre lo experimental y la violencia gratuita.

 

Valoración: 2/5

Lo mejor: Su clímax provoca que el espectador pueda meterse completamente en la historia

Lo peor: La trama no tiene ninguna solidez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here