Escrito por Andrés Cabello

El Zatu junto a su colega Óscar lo han vuelto a hacer, el discazo más íntimo y potente de su carrera, que no es corta, en el que muestran la esencia del grupo, dejando atrás todas las críticas y alzando el puño reivindicando lo que les pertenece, el rap.

Portada disco Redención. Fuente: SFDK

A principios de mes, el 2 de marzo para ser exactos, SFDK lanza al mercado Redención, su último y más esperado disco tras más de dos años sin novedades.

Si tiene algo curioso este disco es, sin duda, que no te lo esperas, no lo ves llegar, no es hip hop sin más en el que se buscan rimas entre palabras y punto, es la personificación del dolor y los sentimientos del artista convertido en arte, en hip hop, en música.

Este octavo LP de SFDK, escrito por Saturnino Rey y acompañado por las bases de su más preciado compañero Acción Sánchez, contiene 15 canciones y dos bonus tracks, en total 17, en el que el autor explica junto con colaboraciones de la talla de Beret, Shabu o Lutz entre otros, los sentimientos, preocupaciones que tiene, algo que antes no lo había tratado con esta sutileza y expresión.

Entre los principales temas que hablan están el maltrato, la lucha contra el cáncer, la evolución de la cultura musical urbana, sin miedo a vivir, etc.

Acción Sánchez y Zatu. Fuente: Ritmo Urbano

La evolución hacia nuevos ritmos como jazz, funk y voces rockeras muestran la evolución y la perfecta adaptación que ha marcado la esencia del disco. Temas más melódicos, con más pausa y calma dan ese respiro que necesitaba Zatu, convirtiendo el disco en una composición melódica de los distintos valores que debe aprender esta sociedad.

Y si hay algo claro de SFDK, es que nunca defraudan y menos, se callan. Por ello han hecho un homenaje y han puesto corazón incluyendo una canción dedicada a aquellos niños que sufren de una enfermedad como es la leucemia, dando un paso más apoyando lucha contra el cáncer. En el álbum encontramos la canción Me queo en mi casa en la que, además de ser el grito de aquellos que no se pueden expresas es sinónimo de esperanza y benéfico, ya que los ingresos que genere este tema será destinado a asociaciones para ayudar a los niños con esta enfermedad.

Podrá gustar más o menos, podrá recibir críticas por los más acérrimos al rap puro y duro, pero todo tiene su momento y el de ahora era de mostrar que no hay que tener miedo a vivir, hay que adaptarse a lo que surja siempre siendo como cada uno es. Lo habéis vuelto a hacer tras más de 20 años de carrera musical. Zatu en Acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here