‘Furia Ciega’, una loca persecución en 3D con el visto malo de la crítica

Hoy recordamos la película 'Furia Ciega', que fue vapuleada por la crítica en 2011

Por Rubén Pareja Ramírez

Aquel primer contacto tuvo lugar el martes 12 de diciembre del pasado año. Faltaban dos días para que emprendiera un alocado viaje a Madrid que dio mucho dolor de cabeza a mis padres. Esa noche, después de cenar, Neox emitió la fantástica peli de la que vengo a hablar, ‘Furia ciega’ (Drive Angry). Lo que ocurre es que no he tenido el placer de verla entera hasta hace unos días, que fue cuando decidí hacerlo ya de una vez por todas. Vaya cosa me he estado perdiendo…

‘Drive Angry’ (2011) no es una película de culto, ¿vale? Pero es, a mi gusto, de lo más entretenida. Es una obra loca, que es el género de las que me encantan. En esta cinta, Milton (Nicolas Cage) es un asesino que busca a su nieta pequeña, ya que es lo único que le queda en el mundo. Esto se debe a que su hija murió a manos de una secta satánica que ahora custodia al bebé. Si a esta trágica historia le añadimos todo lo que el director, Patrick Lussier (Terminator Genesis), le añade. Gags, momentos de sexo, persecuciones de vehículos… ¡y un extraordinario montaje en 3D que es una fantástica experiencia para quienes puedan disfrutarlo en casa! Lo único malo es el exceso de violencia en algunas escenas, que resulta un tanto desagradable. Digamos que es una entretenidísima aventura en 3D no apta para el público familiar…

Uno de mis puntos favoritos es el del principio de la película, en el bar en el que trabaja la preciosa camarera, Piper (Amber Heard). Esta se defiende de su jefe, un gordo pervertido que la acosa. Furia Ciega rompe con la tradición machista en el cine, al poner a Amber Heard repartiendo palizas, aunque a veces las recibe también. Posteriormente aparece otro de los grandes personajes de la cinta, “El contable” (William Fitchner). Justo cuando el Gordo Lou, junto con otra de sus empleadas, sale a tirar la basura, se le presenta este entrañable y misterioso personaje, de una forma poco amigable, por cierto…

Una buena pelicula ha de tener este cóctel de cosas para ser atractiva y, además, en una hora y media, todo esto la convierte en lo más amena. Aquí, Nicolas Cage encarga a un misterioso personaje, al igual que lo es “El contable” de Fitchner. Heard hace también un genial trabajo aquí, no solo por su hermosura, sino por su carácter, por sus puñetazos y también porque nos hace empatizar con ella (vaya fregado en el que se ha metido solita). Los efectos 3D entre persecuciones con coches clásicos en típicas carreteras americanas al son de pequeños chistes o de sorpresas se llevan muy bien.

En realidad, el papel del Contable es otro clásico. Es el típico acechador, que persigue al protagonista durante toda la aventura para impedirle conseguir su objetivo, como entorpecía el lobo a Caperucita en aquella prueba del “Grand Prix del verano”, y que ha hecho Terminator con Sarah Connor y Kyle Reese, por ejemplo, o como Van Pelt con Alan Parrish en Jumanji.

Las notas de ‘Furia Ciega’ no son nada buenas. Pero no por ello la considero una basura de película. Me recuerda a otras películas de la línea similar, como ‘2 Guns’, en la que Denzel Washington y Mark Wahlberg nos tuvieron entretenidos en el desierto entre peligrosos gringos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here