Por Jorge Caracuel Suero

‘Mortal Engines’ es la primera de cuatro novelas publicadas por Philip Reeve bajo el mismo nombre, y salió a la venta en 2001. Ahora, su nombre está sonando más que nunca al estrenarse el próximo 14 de diciembre su adaptación cinematográfica. La novela es completamente adictiva, pero, ¿por qué? Aquí os desvelamos los motivos.

‘Mortal Engines’ se centra en una versión futurista y Punk de Londres, que lucha por sobrevivir en un mundo que se está quedando sin recursos. Poco más se puede desvelar de esta obra de ciencia ficción si caer en el spoiler, pero, lo que sí se puede decir, es que es una novela futurista impecable.

Después, vinieron tres libros más que, pese a mantener ese halo de misterio, no conseguían estar a la altura de esa primera entrega: ‘Predator´s Gold’ llegó en 2003, ‘Infernal Devices’ en 2005 y ‘A Darkling Plain’ en 2006. Esto no quedó aquí ya que, después del éxito obtenido, se crearon las precuelas ‘Fever Crumb’ (2009), ‘A Web of Air’ (2010) y ‘Scrivener´s Moon’ (2011), que se desarrollan muchos años antes que las historias de ‘Mortal Engines’.

Adaptación cinematográfica

El 14 de diciembre de este año llega la adaptación de la primera de las novelas fantásticas que forman la tetralogía ‘The Mortal Engines’. El encargado de dirigir esta adaptación es Christian Rivers, quien debuta en la dirección tras participar en los efectos visuales de las sagas ‘El Hobbit’ y ‘El Señor de los Anillos’. Las expectativas están por las nubes, convirtiéndose en una de las películas más esperadas de las navidades. Sin embargo, visto lo que ha pasado con novelas similares, nos tememos que ‘Mortal Engines’ pierda toda su esencia y poderío al ser llevada a la gran pantalla. ¿Se cumplirán nuestros miedos?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here