‘Atípico’: crítica de la segunda temporada

La ficción de Netflix logra algo inusual: esta tanda de episodios es mejor que los de la temporada pasada

Por Jorge Caracuel Suero

El verano del año pasado llegó a Netflix ‘Atípico’, una serie muy buen rollista que, pese a no ser ninguna joyita, lograba entretener con creces gracias a su calidad interpretativa y a contar historias del día a día de una forma tierna pero realista. Además, después del final de la primera temporada, estaba claro que muy mal se tenían que dar las cosas para que la ficción no tuviera una segunda tanda de capítulos.

La segunda temporada llegó hace dos semanas, el 7 de septiembre. En Netflix parece haber una maldición en sus ficciones: las segundas temporadas son bastante inferiores a las primeras. Ocurrió con ‘Por 13 razones’ o con ‘Stranger Things’, pero, con suerte, ‘Atípico’ ha logrado romper con esta tradición. La nueva temporada es mucho mejor por varias razones.

Principalmente, permite que el espectador conozca mucho más a fondo a todos los personajes. El protagonista sigue siendo Sam, pero otros personajes cobran más importancia con escenas para que el espectador reflexione. ‘Atípico’ es una serie en la que todo su peso narrativo recae en sus personajes y en las decisiones que toman, y parece ser que en esta nueva temporada sí lo han entendido, consiguiendo que la ficción aproveche todo su potencial.

Esta temporada, al igual que la primera, se hace bastante corta, echándose en falta más capítulos (y eso que la segunda tiene dos más que la anterior). ‘Atípico’ tiene más cosas que contar y no sería nada de extrañar que Netflix renovara por una tercera temporada una de sus series más amables y sinceras, ideal para ver en plan maratón gracias a la corta duración de sus episodios. Corran y disfruten de un entretenimiento sano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here