Crítica de ‘Lazzaro Feliz’

El filme de la directora italiana Alice Rohrwacher tiene un tono lírico que enamora, aunque algunos golpes de guion que despistan

filmin.es

Por Jorge Caracuel Suero

‘Lazzaro Feliz’ es el nuevo filme de la directora italiana Alice Rohewacher, que se podría interpretar como una mezcla brillante entre lo lírico y la fábula. La película cuenta la historia del encuentro entre Lazzaro (interpretado magistralmente por Adriano Tardiolo) y Tancredi en la Inviolata, una aldea que ha permanecido lejos del mundo.

El largometraje es algo complejo puesto que tiene muchos mensajes ocultos y pide a gritos un segundo visionado para que el espectador pueda entender aquellas cosas que se le han escapado. ‘Lazzaro Feliz’ transmite sensaciones de desconcierto, perplejidad y fascinación.

En algunos momentos, la obra parece ser algo vintage que ya hemos visto antes, mientras que, en otras ocasiones, es como si se tratara de un producto totalmente novedoso. Lo interesante de la cinta de Rohrwacher es que es un relato que toca temas como la inocencia, las transformaciones sociales, lo atemporal y lo estrambótico.

Sin embargo, ‘Lazzaro Feliz’ tiene defectos. Aparte de que la calidad de su imagen es un tanto dudosa, en su segunda mitad se vuelve un poco enrevesada, haciendo que el espectador se pierda y que no se logre el contraste entre pasado y presente que se pretende en la película.

 

Valoración: 3/5

Lo mejor: Adriano Tardiolo. Su carisma logra que la película funcione

Lo peor: En su segunda mitad se vuelve todo demasiado confuso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here