Escrito por Jorge Caracuel Suero

Darren Aronofsky es un director muy particular, cuyos filmes son bastante perturbadores y, de una forma u otra, saben como dejar huella en el espectador. Después de una fallida “Noé” (2014), en la que demostró que se había pasado al cine comercial, vuelve a la rama de thriller psicológico al estilo de “Cisne Negro” (2010), aunque “Madre!” es bastante más perturbadora.

Lo ideal es ir a ver la cinta protagonizada por Javier Bardem y Jennifer Lawrence sabiendo lo menos posible de ella. Este thriller con tintes de terror se vuelve más y más angustioso por minutos. El problema es que toda la intensidad que consigue en su primera parte, se diluye en la segunda, con imágenes demasiado perturbadoras y excesivas.

Foto: Fotogramas.es

Darren Aronofsky intenta plasmar los miedos, inseguridades y desconfianzas de nuestro día a día. El problema es que, al salir de ver “Madre!”, el espectador sale con más dudas de las que entró, sin entender nada y sin ver un mínimo sentido a todo lo que ha ocurrido.

Está bien que las películas tengan varias interpretaciones, pero una cosa es esa y otra es que el espectador no tenga ni idea de lo que se está contando. Unos dicen que tiene multitud de referencias bíblicas, otros que es una metáfora sobre la situación actual del Planeta Tierra, pero lo cierto es que acaba siendo demasiado excesiva sin aportar nada y el público tendrá la sensación de que le han tomado el pelo, con unas imágenes que parecen grabadas con un teléfono móvil de mala calidad.

Valoración: 2/5

Lo mejor: Su sublime elenco actoral

Lo peor: Su segunda mitad, excesiva hasta decir basta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here