El apogeo mediático del fenómeno “Mnak”: ¡Todos a mover el cuello! | Nostromo Magazine
Inicio Crítica musical El apogeo mediático del fenómeno “Mnak”: ¡Todos a mover el cuello!

El apogeo mediático del fenómeno “Mnak”: ¡Todos a mover el cuello!

por Sergio Ruiz de Gopegui

El autodenominado “vikingo del verso” continúa ganando adeptos con cada intervención que realiza en cualquiera que sea el evento: una batalla suya acaba convirtiéndose en un concierto en el que el público cabecea con cada una de sus frases. Un rapero con gran experiencia en los parques que poco a poco ha ido avanzando a nivel de trascendencia en el panorama español, hasta llegar a infiltrarse al resto de países de habla hispana. ¿Cómo ha sido y a qué se debe esta revolución mediática?

Ignacio Romero, mejor conocido como Mnak, es un rapero de la generación del 1997 nacido en el pueblo de Socuéllamos, perteneciente a la provincia de Ciudad Real. Allí comenzó a participar en campeonatos a nivel regional, hasta que se trasladó a Granada para comenzar sus estudios universitarios. Sería en Granada cuando comenzaría a subir su nivel, aumentando la frecuencia de sus participaciones y pudiendo optar a clasificarse a eventos de nivel autonómico e incluso regional.

Como gran parte de los raperos de carácter más “underground” o con más tendencia a participar en eventos de parque, hay (o habrá) una gran cantidad de batallas que no se encuentran grabadas o publicadas en internet. Realizando una búsqueda sencilla en Youtube, empezamos remontándonos al año 2016 para encontrar las primeras batallas de Mnak ante una cámara. En aquella época, organizaciones como General Rap o FullRap se encargaban de levantar el freestyle en España a lo largo de todo el país.

En estas primeras batallas ya se podía apreciar a un rapero de carácter sangriento, proponiendo un enfrentamiento hostil, melódicamente agradable al oído y tratando de atacar o responder argumentalmente con conceptos o referencias poco convencionales con la finalidad de desarmar por completo a su oponente. Todavía no se caracterizaba por su flow ni por sus arranques más “hardcore” a la hora de desenvolverse en una batalla, pero ya iba puliendo su técnica a la par que se daba a conocer en su faceta más artística con sus primeros temas como “Soñando olivos”.

Mnak comenzó a dar grandes pasos en el mundo del free, asomando poco a poco la cabeza dentro del panorama nacional. Su primera gran aparición fue ante Kensuke en los octavos de la regional sevillana de la Red Bull Batalla de los Gallos de 2018, donde realizaría un muy buen papel aunque acabaría perdiendo este enfrentamiento de manera un tanto polémica.

En mayo de 2018 realizaría su debut en la Red Bull Batalla de los Gallos ante Kensuke / Youtube

Con un panorama volcado casi por completo a la tendencia FMS, comenzó una rivalidad casi obsesiva entre varios mc´s de todo el país por competir y conseguir ganar cualquier competición que otorgase puntos de cara al ranking de ascenso para esta liga nacional. Esto supuso una motivación para un Mnak que, por potencial y ganas, podía optar a ganarlo absolutamente todo.

Y así es como sucedió. El de Socuéllamos comenzó a apuntarse a todo tipo de competiciones (¡incluso a algunas que no sumaban puntos, como la General Rap de Alicante!) y a conseguir alzarse con el primer puesto en dichos eventos. De esta manera finalizaba la temporada 2019-2020 como puntero del ranking de ascenso, consiguiendo su pase a la FMS de la siguiente temporada de manera directa. En su palmarés se encuentran títulos de gran relevancia nacional como son Batalla de Maestros, Gold Battle, Supremacía MC o la Copa Federación.

Este arrollador año de Mnak le sirvió para dar el primer paso en sus andaduras fuera de su país con la internacional de Supremacía MC disputada en Lima, Perú, donde caería en octavos ante Mecha. Unos meses después conseguiría consumar su venganza ante el competidor argentino coronándose como campeón internacional de Gold Battle en Mendoza, Argentina.

Llegaría entonces la pandemia y con ella el inicio de una FMS a puertas cerradas, cuyas jornadas se realizarían en un mismo estudio de grabación. Mnak llegaba a esta competición con pocas expectativas a su alrededor, puesto que la gente no lo tomaba como favorito y lo veían como un claro candidato al descenso. El público mostraba una clara preferencia por otros integrantes de ese ascenso como Sweetpain o Gazir; parecía que el público general no congeniaba mucho con la forma de rapear del “vikingo”. A pesar de esto, el rapero ciudadrealeño se encargaba de responder con resultados, en un año en el que llegó a encadenar hasta 21 batallas consecutivas sin conocer la derrota.

Sería entonces en la jornada 2 de dicha competición ante Tirpa cuando Mnak decidió imponer su estilo y darse a conocer realmente por su faceta más melódica, más musical. En su primer minuto a sangre supo adecuarse correctamente al beat y dejarse llevar por este, regalando al espectador un minutazo en el que se pudo ver claramente la comodidad con la que Mnak fluía sobre la base e iba desarrollando los estímulos que le venían a la mente a lo largo de su intervención. “Ni el más rapero ni el más boombapero…”

Mnak, en su minuto contra Tirpa / Urban Roosters

Este minuto llegó a hacerse viral, y el publico incluso acabó comparando su manera de rapear con una gran leyenda del rap español como lo es Don Javier Ibarra aka Kase.O. La viralidad y la trascendencia de este minuto situaron a Mnak en el foco mediático del panorama del Freestyle. Faltaba ahora por saberse (para todos aquellos que empezaban a descubrirle) si era un día de suerte o si ese estilo perduraría con el tiempo.

En la Red Bull Batalla de los Gallos 2020, lograría alcanzar el tercer puesto después de caer en un igualadísimo enfrentamiento ante un perro viejo como Skone. Mnak nos dejaría otra gran intervención al saber usar la instrumental y los silencios a su antojo: “Porque lo hago como en los 90, la clavo en la caja y en el bombo no entra…”

Durante el verano de 2021 se realizó una competencia a nivel internacional en España, la USN. El vikingo del verso consiguió devolverle la derrota a Skone venciéndole de manera clara en los cuartos de final de dicha competición, en una de las mejores intervenciones que se recuerdan de Mnak. Acabaría quedando cuarto tras perder ante Chuty en semifinales y contra Aczino en la disputa por el tercer y cuarto puesto, dándoles guerra y demostrando que puede llegar a hacer grandes cosas.

También finalizó la temporada regular como cuarto clasificado, obteniendo su clasificación a la FMS Internacional disputada la semana pasada en Madrid. El vikingo fue uno de los mc´s más disfrutables del evento, por no decir el que más. Consiguió quedar como primero de su grupo clasificatorio para posteriormente avanzar hasta los cuartos de final, donde perdería contra el mexicano RC en una batalla preciosa, toda una oda al Freestyle.

El de Ciudad Real realizó un gran desempeño durante la FMS Internacional / RTVE.es

En esta internacional, Mnak empezó a ganar adeptos y a generar confianza en gran parte del público de freestyle, que ya comenzaba a incorporarle en sus porras previas a la competición. Finalmente, el vikingo, de una manera más indirecta que intencionada, ha acabado congeniando con esa parte del público que rechazaba o no casaba con su manera de hacer freestyle, y ha refortalecido su apuesta para aquellos que consideran su estilo como uno de los más puros y verídicos del circuito.

Espontaneidad, agresividad, originalidad, creatividad, pureza, musicalidad y rabia son algunos de los adjetivos que definen el estilo de Mnak. Quédense, que esto solo ha sido el comienzo.

Foto de Portada: Mnak | El Estilo Libre

Últimas Publicaciones