DON PATRICIO: "VUELVO A HACER RAP" | Nostromo Magazine
Inicio Entrevistas Don Patricio: «Vuelvo a hacer rap»

Don Patricio: «Vuelvo a hacer rap»

por Juan Ángel Asensio

Mañana, domingo 27 de enero, uno de los artistas más característicos que con su grupo de amigos hacen los directos más divertidos e imperdibles, saca nuevo disco. Don Patricio, componente de Locoplaya, lanza su nueva nueva referencia La dura vida del joven rapero, el cual en esta entrevista hace un repaso de sus inicios en el mundo de la música hasta la actualidad, contándonos curiosidades sobre su método de trabajo.

Para los que no te conozcan, ¿cómo te presentarías?

¿Como cantante?

Sí, como artista en general, como músico.

Bueno, pues es una pregunta difícil. No sé, me gusta la música que habla de amor, me gusta la música divertida, la que te provoca algo como oyente. También me gusta que la música hable y defina las situaciones de mi vida.

Realmente soy un amante de la música, no hago temas para gustarle a nadie ni para parecer más cachondo que nadie, sino porque la amo realmente. En definitiva, me definiría como un amante de la música, alguien que no puede hablar de otra cosa.

Don Patricio retratado por Gabro @sarlogabro

«Una mañana me levanté motivado y dije ‘voy a ser el Crema'»

En tus inicios en el mundo musical eras conocido con el nombre del Crema ¿de qué manera nació y luego evolucionó en Don Patricio

La verdad que yo una mañana me levanté motivado y dije: “Yo voy a ser el Crema” era muy pequeño y no viene de nada en especial. Éramos chicos, inocentes y cada uno tenía un apodo y yo pues me puse el mío, sin más. Luego, ya estando en la carrera estudiando Comunicación Audiovisual, fue cuando nos nominaron a los Goya a Borja (Bejo) y a mí, y fue en ese momento cuando vi que estando nominado a los Goya y que mi nombre era El Crema dije: “Aquí está fallando algo, ¿sabes?” Lo cambié porque ya no me representaba, era más mayor y dije bueno, voy a cambiarme el nombre de artista, no sé, ya no soy el niño que era antes que solo quiere hacer el loco, por eso me lo quité.

Esta respuesta nos viene muy bien para la siguiente pregunta. En esa época fuisteis nominado Bejo y tú a los Goya a la categoría de Mejor Canción, como ya nos has contado antes, pero ¿cómo fue vivir esa experiencia?

Pues imagínate, acababa de cumplir los dieciocho años y recién salido de casa, ya que me fui a Salamanca a estudiar desde el Hierro la carrera y, de repente, de estar fuera de tu casa, en plenas novatadas, conociendo a un montón de gente y tal en esa locura, te nominan a los Goya. Pues imagínate, no fui a clase en todo el año.

Estaba en mi burbuja diciendo: “Buah que soy el puto amo” y, encima, me metí en la carrera de Comunicación y Audiovisual por la parte de audio, pero ahí realmente de audio no das nada, está todo el mundo por lo audiovisual, ya que todos querían ser cámara o director de cine o presentador, y claro, a mí que no me gusta el cine ya que me yo me apunté a esa carrera por la música. Y claro, que de pronto me nominen a los Goya, pues entraba a clase sin tener ni puta idea de nada y todos queriendo ser directores de cine, era un poco raro. Entre que no iba a clase y estaba nominado… No entendían nada.

«En un corte sale Cruz Cafuné»

El domingo sale a la luz tu nueva referencia La Dura Vida del Joven Rapero, la cual ya se han podido escuchar algunos cortes. ¿Qué clase de sorpresa podrán encontrar los oyentes en este nuevo disco?

Pues creo que podrán encontrar dos sorpresas principales. La primera es que vuelvo a hacer rap, es decir, el disco tiene tres o cuatro canciones de solo rap, del de toda la vida, que es algo que ya se había perdido tanto por mi parte como por Locoplaya también, ya que últimamente no se hace tanto bombo y caja. Por ello tengo un par de temitas ahí de rap clásico.

La otra sorpresa es sobre el tema colaboraciones, ya que tampoco no he querido contar con mucha gente, sino pues eso, que se quedara un poco un trabajo más personal. Aunque en un corte sí que hay, sale Cruz Cafuné, que quise contar con él por la cercanía, por la amistad y también es canario.

Buena bomba puede salir de ahí ¿no?

Sí, ya te digo yo que ese va a ser el bueno. Nos cuenta entre risas.

¿Qué nos puedes contar sobre el proceso de creación?

Ha sido como lo he hecho todo en mi vida, en mi casa. Grabando en mi casa, mezclo en mi casa, masterizando en mi casa, lo hago todo yo. Es un trabajo completamente autoeditado por mí. Musicalmente está todo hecho por mí, menos algún ritmo que bueno, algunos son de internet y otros de Choclock, pero bueno. También Don Papaya hace cinco, no sé, casi todo lo he hecho yo.

«Mi música es muy personal»

¿Y cómo ha sido el proceso?

Pues ha sido a lo largo de un año. Durante todo el dos mil dieciocho empecé a escribir canciones y canciones y canciones y, como veía que con Locoplaya estaba la cosa un poco parada ya que teníamos muchos bolos y poco tiempo para quedar, pues de mientras entre bolos yo iba haciendo mi musiquita, mis cositas y tal, y es eso, algo personal. También, a lo largo del dos mil dieciocho habré hecho, pues yo que sé, cincuenta canciones y de las cuales me he quedado con unas quince. Claro, al final uno cuando ya las tiene todas dice: «Venga, ahora quiero hacer un disco con todo esto, voy a intentar darle un concepto, reflejar como me he sentido este año, como estoy ahora, que color tiene esto» ¿sabes? Y bueno, he intentado que tenga un poquito el concepto ese de amor, de estoy aquí escribiendo letras por ti mi amor y espérame que ya acabo, ese rollo.

A la hora de hacer esa selección de canciones que han entrado en el disco ¿has contado con alguien externo que te diese una opinión? ¿Ha sido todo decisión propia?

Al final yo estoy muy loco, todos los días tengo un disco diferente. Voy cambiando, voy metiendo temas, subiendo y tal y no, nadie me ha dicho quita este o pon este, lo que sí es que a lo largo del tiempo se lo voy enseñando a colegas y tal, incluso a mi madre, y pues eso, viéndoles las caras, viendo cómo reaccionan de uno y de otro puedo entender si le gusta más o menos, pero claro, tampoco es una ciencia exacta, y yo hago mucho lo que me sale de la polla, es decir, si a mí me apetece que esta canción salga porque a mí me gusta y tal sale.

¿Qué influencias, tanto musicales como extramusicales, tiene Don Patricio?

Puf, pues musicales… De todo tipo, es decir, cada día cambio mis gustos. Estamos en el siglo veintiuno, los latinos reggaetoneros todos los días sacan diez temas, en España pues más de lo mismo con los traperos. Hoy en día todo con internet es tan fácil de hacer los temas y al final que eso, estoy al tanto de todo lo que se saca, tanto como si tienes un millón de plays como si tienes menos de mil, estoy siempre al acecho.

Con respecto a influencias musicales te diría que casi nunca he tenido ídolos. Crecí con uno, que era KASE.O, y como que me inspiró a escribir, sus letras me ayudaban, pero hoy en día es Bad Bunny. He pasado de KASE.O, el profesor serio y tal a Bad Bunny, el que hacía las pellas en el colegio.

«Nunca me subiría a un escenario yo solo»

Y fuera de la música ¿qué cosas te llevan a hacer tus temas?

Yo creo que al final es eso, las experiencias o el amor. Yo te diría que el amor y el desamor y lo que sientes cuando te vas a la cama al final del día. Esos cinco minutos antes de dormir y piensas en esos momentos es lo que te influye.

¿Qué próximos pasos tienes a la vista? ¿Una gira?

Lo de la gira es algo que me está preguntando todo el mundo. Cuándo vas a dar conciertos, cuándo anunciarás las fechas y cuándo tal, pero yo soy una persona a la que le gusta la música entre amigos, o sea, me gusta para mí hacerla yo solo en mi casa y tal, es como soy feliz, es decir, yo vivo solo porque necesito mi espacio y mis cosas para estar pues con mi música y demás, pero a la hora de llevarla a escena o presentarla me gusta entre colegas, pasármelo bien con los que siempre he estado. Nunca me subiría a un escenario yo solo, a mí es algo que nunca me ha llamado.

Don Patricio retratado por Aitor Sol @aitor_sol

Claro, también quieres compartir la experiencia con tus colegas, no acapararla para ti ¿no?

Sí, es cincuenta por ciento nervios y rechazo, en plan de decir: “Uf qué hago yo aquí” y cincuenta por ciento es «joer», me gustaría que estuvieran ellos aquí conmigo ¿sabes? Entonces no sé, mi manager me está animando a que haga un par de presentaciones, mis amigos también, Bejo y Uge me dicen “tío, no seas bobo, aprovecha ahora, haz un par de fechas” pero es que yo le digo al manager: «Qué va, busca las mismas fechas pero para Locoplaya». Igual, si sale todo bien, hago una o dos presentaciones en Madrid y en Barcelona, pero no lo sé. Lo que pido a los cuatro fans que tengo es que si lo hago pues que me entiendan y que si no lo hago pues que también. Al final soy una persona y no puedo hacer algo a disgusto.

Por último y para terminar, dime un libro, una película y un disco.

Cho, libro te vas a reír porque como no leo mucho, pero te voy a decir mi libro favorito y por qué. Mi libro favorito se llama El Señor de los Ladrones, que no sé quién es el autor. Me lo leí con quince años o así y es mi libro favorito porque nunca me lo terminé de leer. Llevaba ya como al ochenta por ciento de las páginas, estaba ya acabando, y sabes esa sensación que te da cuando estás acabando un libro de “tío ¿y que hago yo ahora cuando lo acabe?” Pues como no quería que se acabara lo dejé de leer, y desde entonces no lo he vuelto a retomar, lo dejé a medias y es mi libro favorito porque no sé como acaba. En cuanto a mí película favorita diría que es Midnight in París de Woody Allen y un disco… Bueno, a ver, hoy en día te diría el de Bad Bunny, a mí me ha cambiado la vida. Lo sacó hace un mes, pero al final va todo tan rápido que en un mes puede cambiarte, y además que hizo algo súper especial y siento como que está dedicado para mí ¿sabes? Yo lo entendí así. El disco es lo que yo necesitaba escuchar en ese momento.

Últimas Publicaciones