Jorge M. Fontana: "El vehículo real de la película es Boi y su mirada" | Nostromo Magazine
Inicio Andrés Cabello Jorge M. Fontana: «El vehículo real de la película es Boi y su mirada»

Jorge M. Fontana: «El vehículo real de la película es Boi y su mirada»

por Nostromo Magazine

El viernes 29 de marzo se estrenó Boi, ópera prima de Jorge M. Fonanta. La película, acompañada en todo momento de la música de El Guincho, nos muestra desde la perspectiva de Boi, cómo es la vida de un joven conductor que se encuentra en el dilema de afrontar la realidad. Hoy entrevistamos a su director.

En primer lugar, cuando dijiste quiero hacer ‘Boi’. ¿Cómo surgió la idea de la película?

Al principio había escrito como un largometraje que no estaba avanzando en términos de producción y eso se conjuró un poco en el mismo momento en el que un amigo que trabaja en un magazine de Barcelona me sugiere colaborar en el haciendo un texto corto libre de dos páginas. Y eso fue un poco inesperado, porque sí que es verdad que mi introspectiva es siempre la del cine y la de conseguir esta primera película, así que poco a poco convertí ese texto de dos páginas en lo que hoy es ‘Boi’, en un guion de largometraje. También digamos que en toda esa cruzada, además, se suma conocer en un festival a Pedro Hernández, el productor de Aquí y allí films. Le presenté el guion, encajó con su estilo y filosofía de cine y empezamos a trabajar juntos. Y de eso han pasado tres años largos más o menos.

¿Tenías claro desde un primer momento lo que querías transmitir con el filme? O conforme avanzaba el proyecto iba cogiendo forma.

A ver hay un tema un poco esencial en la película que es como la maduración y el crecimiento, en este caso de este personaje, y la verdad que, de una forma así como natural y sin quererlo, he crecido con el guion. Mientras crecía se ha ido moldeando y cogiendo forma con el tiempo y la verdad es que se ha convertido en un espejo de mí mismo en algunos aspectos y del retrato generacional de la gente que me rodea, de esos sueños que uno empieza a interponer cuando es más joven y que la realidad es más dura a veces.

«El vehículo real de la película es Boi y su mirada»

La película transmite mucho, es una trama muy inusual que sorprende. ¿Fue difícil plasmarlo en el guion?

Yo creo que sí. El punto de partida y el reto, digamos, es que el vehículo real de la película es Boi y su mirada, la mirada de un creador en el fondo, ya que Boi tiene sus pasiones como la escritura y la literatura. Esto es lo que empieza a transformar la película, y a partir de ahí yo sentía que si quería ser fiel y honesto a él, tenía que jugar con lo que son sus intereses.

Pero hay algo a destacar: Michael y Gordon, uno serio y el otro todo lo contrario. ¿Por qué ellos dos con una actitud tan destacada?

La verdad es que hubo momentos en los que intenté hacer como un dibujo de la psique del personaje de Boi, y a partir de ahí empecé a construir con símbolos y metáforas todo lo que le transcurría, este conflicto y este poso un poco existencialista del personaje. Y para mí esto está expresado en ambos personajes, como puede ser en la conversación que tiene Gordon con Boi sobre la razón, la emoción y, entremedio, la intuición.

Bernat Quintana y Jorge M. Fontana durante el rodaje de ‘Boi’

Boi tiene un gran conflicto con la no aceptación de lo que está por venir, está resistiéndose este adolescente un poco crónico, entonces para mí sigue esta lucha. Por un lado está la pareja estable, el tener un trabajo estable, vivir en una casa pagada por el, pero por otro lado está la emoción que le dicta todo lo contrario, que es donde nosotros conocemos a Boi, teniendo un piso que no es suyo, trabajos que solo lo conocemos como conductor pero yo creo que ha ido de trabajo en trabajo y de ahí la representación de Michael y Gordon. Dos entes, un poco simbólicos, del propio Boi. Michal es como lo vemos, una persona visceral, casi infantil a veces y muy enérgico y, por otro lado, Gordon es la exactitud precisa de reloj, es puntual, es la calma. Hay esas dos partes del reflejo de Boi.

El viernes 29 se estrenó el filme, el cual es tu ópera prima. ¿Había miedos, ilusión por ver cómo el público acogía la película?

Pues la verdad que mucha ilusión. Ha sido un reto desde el inicio y creo que cualquiera que se enfrente a una primera película dirá lo mismo, pero en este caso también ha habido mucho de Pedro, del productor que me ha blindado un terreno y me dio su palabra desde que lo conocí que me dijo: «Yo protegeré esta película hasta el final». Esto ha supuesto mucho riesgo y valentía de su parte y de todo el equipo. Ha sido un suma y sigue. Rodar en 35mm una película así, el tipo de trama con este guion, había muchos riesgos, y ahora a estas alturas hay muchas ganas y, con sus defectos o sus virtudes, estamos muy orgullosos de esta película y no nos cansamos de decirlo. Es necesario que se construya este tipo de cine con una personalidad detrás como la de Pedro y el equipo.

«El cine me tiene atrapado y es algo de lo que no puedo salir»

Qué proyectos futuros nos puede adelantar Jorge.

Seguir, es algo que no puedo evitar. El cine me tiene atrapado y es algo de lo que no puedo salir. La verdad es que hay una idea y espero poderla desvelar pronto pero sí, hay una segunda película por ahora en desarrollo.

Por último, un libro, una película y una canción.

Película voy a decir Série Noire de Alain Corneau, muy rollo de Boi. Un libro voy a decir El secreto de las fiestas de Francisco Casavella y una canción Taxi de Don the Tiger.

Últimas Publicaciones