Tal para cual | Nostromo Magazine
Inicio Rubén Pareja Tal para cual

Tal para cual

por Rubén Pareja Ramírez

Ante el panorama político actual, en el que la extrema derecha ha ganado fuerza en España, empiezan a surgir memes de todos los tipos en las redes sociales. La -para mí- extraordinaria revista «El jueves» ha contribuido mucho a la causa. Tienen un ingenio indiscutible. Pero a todos se nos pueden ocurrir, al fin y al cabo, ideas. Entonces, a uno de vez en cuando también le salta la chispa y, como para eso están las redes sociales, pues pone ahí sus paridas.

Así que me acordé de un fantástico anuncio que se hizo aquí en España allá por el 2001. Yo tenía entonces 6 añitos y el anuncio iba de los electrodomésticos Bosch. La música del anuncio era «Our House», un temazo muy chulo de un grupo llamado Madness, a base de alegres toques de piano y de trompetas. La cuestión es que lo gracioso era que el estribillo, que dice «Our house in the middle of the street», lo sustituían por «Con Bosch tu cocina irá mejor» o algo así.

Enseguida me dio por subir a Instagram un vídeo con el anuncio y el logo de Bosch, ligeramente sustituido por la «X» del logo de este fantástico partido al que casi 400.000 personas votaron en Andalucía el domingo pasado, y que ahora tiene la llave para que la derecha gobierne por primera vez en 40 años en esta comunidad autónoma. Porque la pronunciación de la marca alemana y del partido de Abascal es muy similar…

En ese momento, tras ver aquellos vídeos, me dí cuenta de que tanto el partido como el anuncio como aquella sintonía estan hechos para entenderse. Tal para cual. Un encuentro entre los dos, casi 20 años después. Y es por lo siguiente. La sintonía del anuncio le vendría genial al partido político para su campaña: «Con Vox, Españá irá mejor», o algo así.

Y, por otro lado, casi que se podría hacer el mismo anuncio para el partido político. Porque hemos cambiado un taco desde el 2001, y eso que parece ayer. Recuerdo el inicio del nuevo milenio como el futuro. En la tele, recién liberado en España el mercado de las telecomunicaciones, no paraban de bombardearnos con anuncios de compañías de teléfonos y de Internet. Por no hablar de la telefonía móvil, en particular, y del resto de la tecnología en general.

Pero la sociedad seguía siendo igual de machista. En aquellos anuncios, aunque aparecían el padre y los niños en la cocina demostrando sus dotes culinarias, tenía que ser la madre la que pusiera orden allí. Ella accionaba correctamente los electrodomésticos para solucionar el caos. Que si activar la campana para eliminar todo el humo; que si explicarles cómo funcionaban el horno o el lavavajillas… Vaya, que casi había que dejar que la mujer se ocupase de aquello, que era la que más rato pasaba en la cocina y, por tanto, aquello iba más con ella que con cualquier otro. Para anunciar las vitrocerámicas que no queman, figuraba una escena típica de los anuncios de los 60, 70 e incluso 80. Es decir, ella se encontraba en plena faena, cocinando. Y entonces llegaba el marido, muy cariñoso, con ganas de estar un rato con ella. Menos mal que la placa de la vitro no quema -como destacan en el spot-, para que ella pueda apoyar las manos sin achicharrárselas. Anuncios impensables hoy.

En Youtube podéis ver algunos de ellos, que divierten nada más por escuchar la chula canción. Y, así, os podréis dar cuenta de que estos spots podrían servir perfectamente de idea para una campaña de Vox. El clima un tanto machista que se respira en la casa, que, además, representa a una familia tradicional, con una canción que puede servir perfectamente para el partido. Ahí metes a Abascal leyendo el Marca mientras su mujer le pone el plato delante y queda genial. Eso y un lema muy parecido también al de la marca original: «Vox, involución para tu vida».

Últimas Publicaciones