The Crab Apples y el arte de los tres idiomas [Entrevista] | Nostromo Magazine
Inicio Entrevistas The Crab Apples y el arte de los tres idiomas [Entrevista]

The Crab Apples y el arte de los tres idiomas [Entrevista]

por Lucía Monsalve

Pese al fin del estado de alarma en España, el virus sigue presente en la mayor parte del mundo. Si algo bueno ha tenido pasar tanto tiempo en casa es que ha sido una oportunidad de oro para que muchos artistas expriman al máximo su creatividad.

Con The Crab Apples, directamente desde Barcelona, no ha sido menos. Han sido tres temas del trío femenino los que han visto la luz en pleno confinamiento. Estamos hablando de System Overload, además de Spell y Vidas Paralelas, una trilogía de canciones que formarán parte de su próximo trabajo.

Ojalá decir que el viaje a Barcelona ha sido fantástico y que charlamos con ellas en Plaza de España, vermut en mano. Ojalá. Sin embargo, el correo electrónico nos salvó la vida y el posible contagio en caso de haber ido.

La cuarentena ha significado mucho tiempo para quienes aman la música, tanto para los artistas como para sus seguidores, así que quisimos saber qué había supuesto para las chicas el lanzamiento de estos temas en plena pandemia y su respectiva acogida.

“Nos estuvimos cuestionando mucho si sacarlo o no porque además el videoclip era muy premonitorio. Finalmente decidimos lanzarlo porque estaba todo preparado y teníamos muchas ganas de que se pudiera escuchar. Además, es una canción con un vibe bailable y pensamos que podría alegrar a alguien. ¡Estamos muy felices! Nos da la sensación de que ha gustado mucho”, se sinceran. Y razón no les falta. ¡Nos ha encantado!

Tanto quien las conoce como quien las escucha por primera vez puede ver a simple vista que son una banda en constante evolución: The Crab Apples cantan en castellano, catalán e inglés. Pero… ¿En qué momento decidieron ampliar su repertorio de idiomas y no reducirlo a su idioma natal? Para ellas, la respuesta es clara.

“Cuando creamos la banda, Carla empezó a componer temas en inglés, seguramente por sus influencias, que siempre han sido en ese idioma. Nuestro primer disco, Right Here (2014) tenía canciones en inglés y catalán, la lengua que solemos usar más en nuestro día a día, y no se nos hizo raro, y de ahí abrimos puertas a otros idiomas”, explican.

También argumentan que, a lo largo de los años como banda, la gente les preguntaba por qué no escribían en castellano; hasta les animaban a hacerlo. “Nosotras necesitábamos que eso surgiera de forma natural y sin forzarlo”, respondían. Ese momento por fin llegó con Vidas Paralelas, su primer tema en castellano.

Lo bueno de hablar tres idiomas es que es más fácil que se conozca a una banda a nivel internacional. Sin embargo, a veces está “mal visto” que un grupo lleve las redes sociales y componga en una lengua que no sea la materna. The Crab Apples han triunfado en catalán, castellano e inglés; es cierto que en su música predomina más este último, muy especial para ellas.

“Lo de los idiomas nunca lo hemos visto desde el punto de vista comercial o internacional, aunque tampoco está mal verlo así… Igual deberíamos planteárnoslo”, reflexionan las chicas. Está claro que con el potencial que tienen, la proyección fuera de España sería paulatina a la vez que buena.

No nos importa componer en un idioma u otro, lo importante para nosotras es no forzarlo. Sin ir más lejos, el alemán es el idioma nativo de Carla y no nos cerramos a hacer algún día un tema en ese idioma. El inglés ha sido desde nuestros inicios el idioma natural de composición. Todo lo demás ha salido orgánicamente”.

La sensación de las chicas con que sus canciones sean en inglés es que éstas son “más metafóricas y hay más musicalidad en las palabras”. Los idiomas nativos les permiten ser más directas y dar un aire más crudo a las letras. “Cada idioma tiene lo suyo y nos gusta entrar en esta fase de exploración”, se sinceran.

Tener dos LPs y algún EP suelto bajo el brazo no es mal currículum para una banda que lleva en el mundo de la música más de cinco años. Si comparamos esos dos largos (Right Here y A Drastic Mistake) vemos que entre ambos hay cuatro años de diferencia. ¿Qué cambió de un álbum a otro y qué ha cambiado hasta ahora?

“¡Entre el primer y el segundo LP hay un cambio abismal! En cuanto a estilo y temática, sobre todo. Fue una evolución muy natural y es que básicamente se refleja nuestro crecimiento personal. Tenemos más claro nuestro sonido y nuestras cualidades; además hemos aprendido muchísimo sobre grabaciones en estudio y producción”, cuentan.

Su álbum A Drastic Mistake les abrió el camino (correcto) a seguir, y desde ese entonces han compartido escenario con bandas como Sidonie o Love Of Lesbian en festivales como el SanSan, Primavera Sound o Sant Jordi Musical. ¿Qué experiencia se llevan de poder tocar ante tantas personas y más aun siendo músicos tan jóvenes? Para The Crab Apples es todo un placer que estos festivales (por mencionar algunos) hayan contado con ellas para sus ediciones.

“La gira de A Drastic Mistake fue muy bonita y emocionante porque nos ayudó a alcanzar más visibilidad y poder formar parte de grandes festivales nacionales”, admiten. Carla y las Laias están muy orgullosas del trabajo que han hecho, y se nota que siguen trabajando igual (o más) duro. “La sensación de subirse a un escenario delante de tanta gente sigue siendo la misma, creemos que es por los años que llevamos trabajando con el proyecto”, cuentan.

A Drastic Mistake fue un antes y un después; así esperamos que también sea nuestro tercer disco, en el que estamos trabajando”, revelan. Tranquilidad, habrá The Crab Apples para rato, y el confinamiento no ha hecho más que (casi) acabar. Ahora, poco a poco, vuelve la música de verdad.

Gracias a su gira MORE MISTAKES se recorrieron casi toda España enseñando su sonido. ¿Cómo pretende The Crab Apples revolucionar la escena musical nacional? Desde luego, con su música parece una tarea fácil, no hay más que escucharla.

“Nunca hemos pensado en un objetivo tan grande como revolucionar la escena musical nacional, simplemente tenemos inquietud y queremos evolucionar como banda y músicos”, añaden.

Un aspecto nuestro muy particular de las chicas, según cuentan, es que están constantemente experimentando. Cada disco, single o EP es un paso hacia nuevos terrenos creativos aún no explorados para la banda.

Siguiendo en la línea temporal de A Drastic Mistake y como su propio título indica, estamos ante un disco que habla de los errores que uno puede cometer a lo largo de su vida. En un mundo en el que la música está constantemente renovándose y no paran de emerger bandas, muchas de las cuales no llegan a los objetivos que se proponen, quisimos saber si ellas habían detectado algún error común que se repetía y echaba para atrás a estos grupos emergentes a la hora de incorporarse en el mundo de la música.

“En general es muy difícil tirar adelante un proyecto musical en nuestro país, la vida del músico suele ser precaria”, se lamentan. Razón no les falta. “Todos los músicos que conocemos compaginan sus carreras con otros trabajos para poder llegar a un sueldo digno. En un escenario como este, que parece ser una constante carrera de larga distancia, es fácil y hasta comprensible darse por vencido y dejar el proyecto”, admiten.

Súper consejito del día de The Crab Apples: “Nosotras recomendaríamos siempre montar un grupo con amigos porque facilita inmensamente todos estos momentos de baches, dificultades e incertidumbre”.

A raíz del #YoMeQuedoEnCasaFestival han surgido cientos de festivales online, que meses después siguen vigentes, en los que han tenido la suerte de tocar. Teniendo en cuenta que no es lo mismo tener delante a cientos de personas en una sala… ¿Qué cree The Crab Apples que tienen los directos online para seguir atrayendo a la gente a pesar de los cientos que se hacen cada día?

“Puede que la sensación de tener contacto directo con esa persona a la que sigues sea lo que engancha de los directos”, explican. La posibilidad de tener en tu teléfono a un artista que admiras, hablándote a ti y a las personas conectada a tiempo real, y dejando que entres en su intimidad es muy atractivo. Es cierto que ahora ya no hay tantos directos como antes; la gente quiere salir de casa para reactivar la cultura de las salas, teatros y festivales. Poco a poco lo vamos consiguiendo.

A pesar del impacto que ha tenido el virus en el sector de la música, vemos como los conciertos van resucitando; ya lo hicieron Los Punsetes y Jack Bisonte en la Moby Dick de Madrid hace unas semanas. Nosotros nos morimos de ganas de ver a The Crab Apples de nuevo sobre un escenario.

“Esperamos que vayan saliendo cositas porque queremos volver cuanto antes al directo! Ahora mismo tenemos algunas fechas cerradas a partir de septiembre, pero estamos trabajando en adaptar nuestras canciones a diferentes formatos por la situación actual para que quien quiera un concierto de The Crab Apples en verano nosotras estemos más que preparadas”, explican emocionadas.

Si hay algo claro es que la cultura no ha sido ni está siendo el sector más beneficiado (ni de lejos), y el virus ha dejado grandes secuelas en él que poco a poco se van curando.

Con bandas como The Crab Apples, todo esto parece más fácil y llevadero. Es una cuestión de paciencia, escuchar mucha música y estar preparado para darlo todo cuando las luces de las salas vuelvan a apagarse.

¡No te pierdas cómo suenan!

Últimas Publicaciones