'Valeria': ficción y realidad en un Madrid idealizado - Nostromo Magazine
Inicio Crítica seriéfila ‘Valeria’: ficción y realidad en un Madrid idealizado

‘Valeria’: ficción y realidad en un Madrid idealizado

por Sonia Pino Alves

La segunda temporada de Valeria aterrizó el 13 de agosto en la plataforma de Netflix. Para aquellos que no lo recuerden, la primera temporada de esta serie, basada en los libros de la escritora Elísabet Benavent, terminó con varios frentes abiertos que enredaban a Valeria y a sus tres amigas. En esta nueva temporada Valeria debe decidir si publica su libro “Impostora” con un pseudónimo como así le pide la editorial y cómo encara su nueva vida sin Adrián; sola o con la compañía de Víctor.

La comedia romántica de Netflix presenta varios aspectos positivos y alguno que no tanto. Empecemos con lo bueno y dejemos lo malo para el final. En primer lugar esta serie se hace increíblemente amena de ver, cuando te quieres dar cuenta has visto todos los capítulos del tirón. Es una serie que presenta problemas ordinarios y que no te hace quebrarte la cabeza con temas complicados o desconocidos.

Fotograma de ‘Valeria’ / Sensacine

En relación a esto último, hay que decir que ese es uno de los encantos de la segunda temporada de Valeria. Ver personas con problemas o inseguridades que nosotros mismos podríamos presentar. Mujeres rozando los 30 que se sienten presionadas por la sociedad para ser madres. Mujeres que tienen inseguridades, que no se sienten a gusto consigo mismas y no se encuentran. Mujeres con problemas económicos o insatisfechas en el trabajo. Y así un largo etcétera.

Esa podría decir que es la parte que más me gusta, la búsqueda de uno mismo. Considero bonito el hecho de transmitir al público que debemos querernos a nosotros mismos ante todo y no depender de otras personas, aunque pueda sonar a tópico, creo que es necesario.

El problema de transmitir tantos problemas cotidianos es que no se vean reflejados estos en los actos de las protagonistas. Y aquí ya entramos en los aspectos no tan positivos de la segunda temporada. En ocasiones las protagonistas hablan de problemas como es el precio del alquiler en Madrid por ejemplo, pero luego en sus actos se ve como llevan una vida muy acomodada de clase media-alta. Es decir, hablan de problemas que desconocen.

Las protagonistas de Valeria crean un escenario idealizado que considero que podría causar frustración en aquellas personas que padecen de verdad los problemas que se relatan en esta historia.

Dado que se quedan varias incógnitas en el aire, lo más probable es que estas cuatro amigas se vuelva a reunir por lo menos una vez más. De esta forma, podremos ver si la tercera temporada supera a la segunda, como así lo ha hecho esta con la primera. Lo mismo es la ocasión perfecta para que se zanjen aquellos aspectos que no cuadran del todo y se potencien los que la hacen genial.

Últimas Publicaciones