Crítica de ‘Megalodón’: La ración de tiburones ya ha llegado este verano

Por Jorge Caracuel Suero

Cada verano vemos a un actor luchando contra un tiburón. En 2016, Blake Lively tuvo que luchar contra un tiburón muy agresivo en la terrorífica ‘Infierno Azul’, el año pasado, los protagonistas de ‘A 47 metros’ hicieron lo propio. Este año, el suspense pasa a un segundo plano, predominando la acción absoluta, que tiene como maestro de ceremonias a Jason Statham.

En ‘Megalodón’, un sumergible se avería en pleno fondo marino del foso de las Marianas. Es entonces cuando un experto buceador arriesgará su vida en intentar el rescate, mientras le surge una duda: ¿existe todavía allá abajo el Megalodón, el predador marino más temible que ha existido nunca?

El filme dirigido por Jon Turteltaub no ofrece nada nuevo, pero sí que es bastante entretenido. Cumple (de sobra) sus objetivos. Un espectáculo palomitero y visual, con momentos de tensión y de acción por un tubo. Una película que parecía copia de otras, pero que logra ser uno de los productos más correctos de los que llevamos de verano.

 

Valoración: 3/5

Lo mejor: Tiene momentos de gran tensión, acción y terror, siendo una de las cintas más sorprendentes de este verano

Lo peor: Al fin y al cabo, es Jason Statham luchando contra unos tiburones y repartiendo tortas

 

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Novedades semanales.