Supermercado - Crítica literaria - Nostromo Magazine
Inicio Crítica literaria El sueño de la razón produce monstruos

El sueño de la razón produce monstruos

por Mario Guerrero

Dicen que Supermercado (Temas de Hoy, 2020, con traducción de Alba Pagán) es el sucesor de El club de la lucha. O, al menos, se le parece. De lo que no cabe duda es de que es la primera novela del rapero Bobby Hall (Maryland, 1990), alias Logic, que ha obtenido doble Disco de Platino y dos nominaciones a los Grammy, según se dice en la solapa de la biografía. Número uno en ventas en Estados Unidos, Supermercado rompe los esquemas.

Supermercado de Bobby Hall – Kokoro Views
Portada ‘Supermercado’ / Planeta de libros

La cubierta aparece límpida, tan solo el título con una tipografía de película estadounidense ochentera —que recuerda a Tarantino— y un fondo liso, aunque de textura rugosa. Consta de dos partes y un epílogo y está narrado en primera persona por el protagonista. Flynn es un joven que está pasando por un mal momento, aunque realmente cuando se inicia la historia ya ha pasado lo peor. El primer capítulo pone en contexto la historia y luego vuelve al pasado para hablarnos de sí mismo.

Flynn nació en Baker City, un pequeño pueblo de Oregon. Es un chico aparentemente normal, aunque a veces se ve asaltado por pensamientos violentos donde se visualiza actuando de forma agresiva. Flynn comienza a trabajar en un supermercado y lo compagina con su labor de escritor en ciernes. En el supermercado donde trabaja conoce a numerosos personajes pintorescos, aunque no desarrolla ninguno demasiado. Todo parece ir normal, o al menos todo lo normal que podría ir. Sin embargo, un giro al final de la primera parte hace estallar la mente del lector. Es entonces cuando entiende que ha caído hechizado en el juego narrativo de Hall.

Esta novela, que se presenta como un thriller psicológico, aborda temas como la supervivencia. Flynn es un joven que busca la vida real a través de la lucidez. Se enfrenta a la cruda realidad de la existencia y a la cerrazón de algunas personas. Por eso, descubre la realidad —o lo que podemos llamar realidad— con brillantez y claridad.

Recapacitar sobre acontecimientos del pasado conlleva implicarse de nuevo en ellos y sentirlos en la propia piel. Es un reto difícil de asumir por lo dañino, pero a veces la mente nos lleva hasta ellos. Flynn siente la quemazón de esos recuerdos mientras la depresión se apodera de él. La ruptura amorosa y la pérdida de rumbo hacen el resto. Al menos, la ausencia de su padre desde que nació no parece afectarle demasiado.

En Supermercado, Flynn sufre «desrealización». Esta, junto al desequilibrio mental y la esquizofrenia agudiza su percepción de la realidad. La ansiedad y la angustia de los acontecimientos que le suceden provoca, igualmente, que el lector sienta esa misma sensación de irrealidad. Hall juega con la salud mental del lector en busca de sus puntos débiles. La mente es poderosa y corruptora y crea elementos verosímiles que, en realidad, no existen. Imaginaciones y visiones a través de los que Hall engaña y manipula las creencias del lector y del protagonista hasta desvelar la realidad.

Esta novela es mucho más de esto, pero sería injusto contar más. Supermercado es una aventura narrativa sobre la salud mental y la esperanza de recuperarla. Quizá le falta la guinda que le aporte brillantez total —mayor desarrollo de personajes como la madre de Flynn o de la doctora Olivia Cross—. Aun así, el giro inesperado y el suspense siguiente hacen de esta novela un juego narrativo muy jugoso.

Hall emplea en él un estilo brioso y analiza la identidad, la conducta y el pathos del protagonista que rompe en más de una ocasión la cuarta pared para interactuar con el lector. En Supermercado hay metaliteratura, y la realidad y la ficción se difuminan, construyendo dos realidades paralelas que se repelen y donde tiene importancia también el oficio de la escritura y la búsqueda de la inspiración. Es un libro cerebral donde Hall estudia la psicología de un protagonista que se enfrenta con garra a la narración en todo momento.

En los agradecimientos, el autor asegura que escribió la primera parte de la novela mientras atravesaba el momento más oscuro de su vida, cuando padecía ansiedad y depresión. Aunque este libro es una obra de ficción, dice: «El telón de fondo está basado completamente en mi vida». Este es un ejemplo de cómo la creatividad, y en concreto la escritura, nos puede ayudar a salir del pozo.

Últimas Publicaciones