Anatomía de un Dandy - Entrevista a Charlie Arnaiz y Alberto Ortega
Inicio Entrevistas Charlie Arnaiz y Alberto Ortega: «Conseguir una nominación al Goya es lo máximo a lo que se podía aspirar cuando comenzamos ‘Anatomía de un Dandy'»

Charlie Arnaiz y Alberto Ortega: «Conseguir una nominación al Goya es lo máximo a lo que se podía aspirar cuando comenzamos ‘Anatomía de un Dandy'»

por Jorge Caracuel Suero

Charlie Arnaiz y Alberto Ortega podrían recibir en unos días su primer Goya gracias a su trabajo como directores en Anatomía de un Dandy, documental sobre una de las figuras literarias más relevantes de la literatura española de finales del siglo XX que cuenta con la narración de Aitana Sánchez Gijón y con la intervención de familiares y amigos del cronista y poeta. Hemos entrevistado a sus directores para que nos hablen sobre el aplaudido documental.

¿Cómo surgió la idea la idea de realizar este documental sobre Francisco Umbral?

Charlie: la idea surge en el año 2017. Se hacían diez años de la muerte de Umbral y nos parecía increíble que nadie se hubiera acercado a este personaje tan increíble. Estudié Filología y cuando leí “Morta y Rosa” me quedé completamente noqueado. A partir de ahí siempre trataba de seguir sus pasos y leer sus columnas. Hacer esta película y tener acceso a tanto material inédito, poder pasar días en su casa de Majadahonda… ha sido una experiencia increíble.

Alberto: Hace años tuvimos la oportunidad de hacer un documental sobre Ramoncín y entre toma y toma nos contaba aventuras del Madrid de los 80. Umbral salía en muchas de esas anécdotas y yo recuerdo el contraste que existía entre esas historias y la imagen del personaje de bufanda y voz engolada. Investigamos un poco y enseguida descubrimos una gran historia que no tenía un homenaje a la altura que merecía.

¿Por qué el título de Anatomía de un Dandy?

Charlie: “Anatomía de un Dandy” es el título de un ensayo que Umbral le dedicó a Larra. Nos pareció un nombre perfecto, ya que gran parte de la película caminaba en torno a la idea de la creación de ese personaje.

¿Cómo ha sido el proceso de investigación?

Charlie: Durante el proceso de documentación de la película tuvimos la suerte de encontrar algunos tesoros inéditos que nos emocionaron profundamente. Desde cintas de cassette con entrevistas nunca escuchadas, fotografías y manuscritos… Cada día aparecían nuevos documentos que nos mostraban ese lado oculto del personaje. Parecía como si el propio Umbral se hubiera encargado de dejarnos señales para que fuéramos construyendo la película.

¿Teníais claro desde el principio el enfoque que queríais darle al documental o los testimonios han hecho que el enfoque variase?

Nosotros concebimos los documentales como algo que está en continuo cambio hasta el último momento. La primera versión del guion era más experimental y con más peso de archivo que la versión final, pero el testimonio de los invitados y el archivo fueron modelando la historia. Lo bonito de este tipo de proyectos es que de repente te encuentras pequeños tesoros que cambian por completo el rumbo de la narrativa, como es el caso de las cintas de cassette.

¿Cómo definiríais a Francisco Umbral?

Alberto: Yo diría que fue guionista y actor de su propia vida, alguien que se puso una máscara para ocultar su tristeza y tratar de llegar a la cima del éxito como escritor.

Charlie: Me encanta definirlo como “escritor espectáculo”. Creo que un personaje como Francisco Umbral es cada vez más raro que surja en los tiempos que vivimos.

¿Qué es lo que más os gusta de Francisco Umbral?

Alberto: Me encanta esa seguridad de creerte dueño de tu destino, de proponerte llegar a lo más alto y conseguirlo. Ser un escritor de éxito fue en su caso un salto sin red y lo consiguió.

¿Por qué hay que leer a Francisco Umbral?

Alberto: Para mi hay que leer a Umbral principalmente por su estilo de prosa poética, de la que fue un gran maestro. Además, dentro de su biografía hay muchos tipos de obras que pueden tener interés para el lector, desde las obras que suponen una crónica social de esa España dorada de los años 70, 80 y 90 hasta sus obras más universales que se enseñan en universidades de todo el mundo como “Mortal y rosa” o “El hijo de Greta Garbo”.

Charlie Arnaiz y Alberto Ortega / Anatomía de un Dandy

El documental está narrado por Aitana Sánchez-Gijón. ¿Cómo surgió la idea de que ella fuese la voz?

Cuando empezamos a meter diversos fragmentos de los libros del escritor empezamos a valorar la idea de buscar una voz femenina para interpretarlos y darle un plus de emotividad. Buscábamos una voz con fuerza y personalidad y enseguida surgió la idea de proponérselo a Aitana. Poner a las letras de Umbral una voz femenina fue una decisión algo arriesgada, pero al final ha sido un acierto, un juego en el que el espectador cae enseguida y diría que incluso agradece.

¿Qué es lo más especial de Anatomía de un Dandy?

Alberto: Yo realmente creo que la película tiene algo especial por las críticas que ha tenido por parte de los espectadores, pero lo que sí te puedo asegurar de que se ha hecho con mucho cariño y eso creemos que se nota. Además, habla de temas universales desde un punto de vista profundo y es emocionante ver como cada espectador sale “tocado” con alguna parte de la película, como viendo su propia versión de la historia.

Habéis conseguido una nominación a los Premios Goya por Anatomía de un Dandy. ¿Qué se siente al estar nominado?

Alberto: Es en lo que uno sueña desde que decide dedicarse a esto. Imagínate la emoción.

Charlie: Yo creo que es lo máximo a lo que se podía aspirar cuando comenzamos este proyecto. No se me ocurre nada mejor. Estamos muy felices.

¿Os esperabais esa nominación a los Premios Goya?

Alberto: Yo personalmente no. Es un año de mucha calidad en las películas documentales y nuestra película no estaba en las quinielas. No te miento si te digo que no estaba siguiendo la lectura de nominados, estaba en una reunión de trabajo y se me olvidó que estaba siendo en ese momento.

¿Qué le diríais al público para que vea Anatomía de un Dandy?

Alberto: Yo les diría que se trata de una película que no te deja indiferente, que te descubre a un personaje y a una época brillante de España de la que aún no se ha contado mucho y que, sobre todo, emociona y entretiene.

Charlie: Al comienzo de la película hay una frase que resume perfectamente lo que la gente se va a encontrar: “contando mi vida estoy contando la de los demás”. Todos se van a sentir reflejados en algún punto del documental.

Últimas Publicaciones