"Queremos dedicar ‘Siento Muerte’ a Ayuso, en especial por la gestión que ha tenido con las residencias de ancianos" | Nostromo Magazine
Inicio Actualidad «Queremos dedicar ‘Siento Muerte’ a Ayuso, en especial por la gestión que ha tenido con las residencias de ancianos»

«Queremos dedicar ‘Siento Muerte’ a Ayuso, en especial por la gestión que ha tenido con las residencias de ancianos»

por Adrián Gámiz

Mujeres es ese grupo que, aunque hayan estado en carteles de Estados Unidos o Bélgica, siguen evocando a la banda de tu ciudad que vas a ver a una sala angosta y abarrotada. Humildes, sin caretas ni pretensiones de ser algo que no son, asfaltan un camino que llevan 12 años recorriendo y que parece, tras tantas horas de carretera, más reluciente que nunca.

Con motivo del lanzamiento de su nuevo EP ‘’Rock y Amistad’’, tenemos la oportunidad de charlar con Arnau, batería de la formación barcelonesa. Relajado y bastante risueño, nos cuenta por videollamada todo acerca de las rimbombantes colaboraciones del EP (Carolina Durante, Punsetes, Cariño y Nueva Vulcano) y cómo es el volver de nuevo a esa ansiada carretera.

He visto que os hicieron algunas entrevistas durante el primer confinamiento y ya hablasteis de como os sentíais sin tocar ni tener actividad. Yo te quiero preguntar por el post, ahora que parece que la cosa va mejorando y se están empezando a organizar conciertos y festivales, ¿cómo os sentís al volver de nuevo a tocar?

Pues muy bien. Nosotros el año pasado tuvimos la suerte de que nos llamaron, a pesar de la situación que había, e hicimos unos 15 conciertos de pandemia. La conclusión es esa, somos unos afortunados. Tenemos muchos compañeros que se mueven en circuitos un poco más pequeños de salas, o incluso grupos más grandes que se han quedado sin festivales. Están las dos vertientes, o eres un grupo muy grande y ‘’no te puedo pagar’’, o eres más pequeño y ‘’no me la puedo jugar’’. Nosotros estamos en un punto intermedio en el que no nos ha dado tiempo a echar tanto en falta el tocar ya que no hemos hecho un parón tan grande.

Además, hicimos el ensayo clínico ese en la sala Apolo (risas). 7

¿Qué tal fue aquello?

Pues daba un poco de miedete, no te voy a engañar (risas). Pero al final fue guay y mereció la pena.

¿Cómo se siente, y más tu siendo el batería, el tocar con la gente sentada? Unas canciones como las vuestras que se prestan tantos a pogos, saltos, sudor entre multitudes etc.

Es raro, es raro. Ya habíamos hecho alguna cosa con gente sentada como un homenaje a ‘’La Velvet’’ en Madrid. Pero más que la gente sentada, lo extraño es la gente con mascarillas tío. Joder entre que el público está separado y que solo les ves los ojos, se hace muy raro. Normalmente sueles ver a la gente sonriendo o seria, pero es muy inquietante no ver nada, ninguna expresión. Nosotros hemos empezado a medir el éxito con los aplausos (risas).

Además, con los aforos tan limitados que hay, el público que viene a verte es porque es fan de verdad, no está allí por casualidad. No es el amigo que viene a acompañarte porque no tiene otra cosa que hacer (risas).

Entonces, ¿es real lo de la retroalimentación? ¿cogéis fuerzas en función de cómo el público os hace sentir?

Sí, es cierto. Es verdad que ahora nos cansamos más porque intentamos darlo todo, pero nosotros siempre hemos sido un grupo de estar muy cerca de la gente que viene a vernos y sudar con ellos. En realidad, tampoco hacemos demasiados festivales y conciertos grandes, vamos a salas de Murcia para 50 personas, al Planta Baja de Granada etc. entonces tenemos a la gente alado. Nos tiran cerveza encima, nos abrazan, siempre sube el típico ‘’borrachete’’ al escenario (risas). Nos gusta mucho ese rollo, vivimos el concierto con la gente que viene a vernos.

Al hilo de esto, el otro día leí una entrevista donde Camellos decían sentir mucha pena por el posible cierre de todas aquellas salas que algún día les habían dado una oportunidad y un sitio donde tocar ¿Sentís algo parecido?

Por supuesto, y ya no solo por el tocar. Un grupo se forma viendo a otros tocar en salas pequeñas. Vas a ver a una banda de punk rock de tu ciudad a una sala o a un casal autogestionado, y ahí es cuando dices: ‘’ey yo también quiero hacer esto’’.

Ahora hay muchos grupos que están desde el principio pensando en tocar en festivales y cosas así, pero eso es algo irreal. La realidad de un grupo es tocar 10 años en salas y ya después llegan las cosas grandes.

¿Crees que hay mucha obsesión por parte de los grupos emergentes por llegar a discográficas, tocar en grandes escenarios y todo este éxito prematuro?

Pues no sé, yo me fui a Málaga con 19 años y ahí formé mi primer grupo, ‘’Screamy Society’’. Tocábamos en la Velvet, en el Patoa y en todas esas salas pequeñas, y al final creo que es la mejor forma de enfocar un grupo. Cuando te pones una meta ya estas enfocándolo mal, lo ideal es tocar por placer y divertirte. Si después tienes la oportunidad como Airbag o grupos así de expandirte fuera de tu ciudad pues genial, pero tampoco veo un fracaso el no hacerlo. La sociedad capitalista nos impulsa a querer resultados inmediatos.

Vamos a meternos en materia, vuestro nuevo EP ‘’Rock y Amistad’’. ¿Os vais a convertir en los C. Tangana del indie no? Menudas colaboraciones habéis conseguido sumar, todos son de alguna forma tótems de la escena independiente de España.

Colaboraciones punteras tío (risas). Nosotros no somos un grupo de colaborar nunca con nadie, hemos versionado mucho, pero no se nos había pasado por la cabeza esto.

La cuestión es que teníamos que grabar un EP porque el sello estaba ya detrás de nosotros. Luis (Sonido Muchacho) nos propuso hacer el EP entero con colaboraciones y al principio no nos entró mucho la verdad. Sin embargo, cuando nos dijo que las podíamos elegir todas nosotros dijimos: ‘’bueno, puede estar bien’’. Hicimos un listado muy grande de gente con la que nos gustaba la idea de hacer música, y algunos salieron y otros no.

De Carolina nos encantaba la forma que Diego tiene de cantar y Cariño, a pesar de que no las conocíamos, nos cayeron super bien y nos apetecía mezclarnos con algo muy diferente a lo que hacemos.

Nueva Vulcano es que somos fans de toda la vida (risas). Son un grupo que en Barcelona son los máximos referentes, la meta a alcanzar. Y Punsetes porque nos flipan también, de hecho, a mí es la canción que más me gusta del EP. Es las más cañera y a Ariadna le queda como un guante.

Pol, Yago y Arnau ‘Mujeres’

¿Qué colaboraciones se quedaron fuera?

En la lista estaba por ejemplo Rata Negra, que nos flipan, pero por tema de disponibilidad no se pudo. Pusimos por ahí también algunos grupos de colegas como Kokoshca o Melenas.

Al final Luis nos dijo, pensad a lo grande, fliparos, y le dijimos Soleá Morente, que no sé ni si se llegó a hablar, pero no se hizo (risas). Y ya flipándonos mucho dijimos: ‘’búa que se canten un tema con nosotros Maná’’. Tampoco sabemos si eso se llegó a hablar, pero Maná pensaría: ‘’estos gilipollas con quién se creen que están hablando’’ (risas).

Supongo que habrá mucha composición vía WhatsApp al estar cada uno en un lado.

Pues de hecho no tío. Lo compusimos todo en el local. Igual Yago de vez en cuando pasaba alguna idea, pero al final lo hacemos y lo rematamos casi todo improvisando juntos. Es un ensayo clásico, uno saca unos acordes, el resto lo siguen y así surgen las canciones. Es lo que nos ha funcionado siempre y no lo hemos cambiado.

Cuéntame un poco más del concepto este de ‘’Rock y amistad’’. La cosa es que, viéndoos a vosotros en redes, directos etc. se os ve que sois muy amigos y que disfrutáis de lo que hacéis juntos. Parece ser algo muy importante para la banda. ¿Posiblemente Mujeres no existiría si no hubiera esta amistad?

Pues sí, en redes por ejemplo se nos ve como somos. No hay nada pensado ni ninguna estrategia premeditada. No creo que abrirse una lata de fabada en las historias de Instagram sea la estrategia de marketing de ningún grupo (risas).

Al final nos conocemos desde muy jóvenes, yo llevo tocando con Pol desde que tengo 16 años en grupos de screamo en Barcelona. Siempre lo decimos, el grupo al final es una excusa para estar juntos, y después cuando lo estamos ni siquiera hablamos de Mujeres. Cuando vamos de gira en la furgoneta nos han dicho: ‘’tío es que no vais ni un minuto callados, estáis todo el rato hablando’’. Puede que no seamos el estereotipo de grupo de rock donde cada uno va a lo suyo (risas).

Tengo un amigo que muchas veces hace un paralelismo muy curioso entre Mujeres y El Mató a un Policía Motorizado. Dice que sois dos grupos que no necesitan adornos ni imagen, sois lo que sois y ya está, y eso precisamente es lo que creo os hace originales.

Puede ser, a nosotros nos mola ensayar y tocar, y después ni nos cambiamos la ropa para hacer conciertos (risas). Al final los grupos que nos gustaban de chavales no se vestían de determinada forma o tenían ‘’una imagen’’. Es lo que nos va.

En este EP, Mujeres es tan protagonista como el resto de los grupos con los que colaboráis. ¿Sentís de alguna forma este hermanamiento que hay entre vosotros con algunas de las bandas que os acompañan?

En cierta forma sí, habíamos salido bastante de fiesta con la mayoría de ellos (risas). Además, y por supuesto, somos muy fans de lo que hacen todos, así que todo ello confluye en el concepto de ‘’Rock y Amistad’’.

El primer adelanto, ‘’Al final abrazos’’ con Cariño, comienza de hecho sin batería, con una caja de ritmos, y siendo muy lenta y profunda, con unos sintes que supongo que son aportación de ellas. Sin embargo, la canción a la mitad rompe y vuelven los bpm acelerados y el ruido garajero. ¿es este un guiño al cambio o a la posible puerta que se abre Mujeres, o simplemente ha sido lo azaroso de unirse con Cariño?

Ni una ni otra (risas). Las canciones estaban terminadas antes de elegir las colaboraciones. Lo que no veíamos era juntarnos con el otro grupo y hacer una canción de cero, eso requiere mucho tiempo. ‘’Al final abrazos’’ es curiosa porque esa la compusieron Pol y Yago un finde que justo yo no había podido bajar. Siempre habíamos querido meter más cajas de ritmos y sintes, a pesar de que puntualmente lo habíamos hecho, y esta entraba como un guante para Cariño. Cuando estos se ponen con los teclados salen unas canciones tristísimas (risas). Además, por mí que metan las cajas de ritmos que quieran, menos curro para mí tío (risas).

Portada ‘Rock y Amistad’

Vi que donasteis merchandising para sacar fondos y ayudar a que el Drunk-O-Rama de Málaga pudiera salir adelante. ¿Qué relación tenéis con Málaga y con este bar tan emblemático de la cultura alternativa de la ciudad?

Pues nosotros hemos tocado mucho allí, hemos hecho 5 o 6 Drunk-O-Ramas (veladas de conciertos homónimas al bar). La relación viene básicamente por mí, que como he dicho antes, me fui a Málaga a vivir con 19 años. Empecé a juntarme con gente de la escena que tocaba en grupos y que salía mucho por el Drunk-O-Rama y ahí se forjo una amistad también con los dueños.

Ya cuando volví a Barcelona y me uní a Mujeres años más tarde, conservé con ellos la relación y Dani (dueño del Drunk-O-Rama) siempre me llamaba y me decía: ‘’venga tío tráete a estos cabrones para abajo que voy a montar en Málaga esto y lo otro’’. Así a lo tonto hemos ido mucho por allí, y además hemos participado en los Canelas y etc.

Este año estabais en el cartel del Canela, ¿parece que finalmente tampoco se va a hacer no?

Dependerá mucho del ayuntamiento, pero aún así no tiene pinta. Las cosas así dependen mucho de las instituciones, tienen la última palabra. Sin embargo, vamos por ejemplo a tocar a Tenerife, que tiene 0 casos de covid, y, además, es nuestra primera vez por allí. Nos hace un montón de ilusión.

¿Es la primera vez que tenéis que coger un avión para ir a tocar a algún sitio?

No, de hecho habíamos hecho giras por Estados Unidos. También íbamos a hacer una gira por México, pero claro, se nos cayó. Vaya, mi segundo y tercer concierto con Mujeres fue en un festival muy tocho de Bélgica y yo estaba super cagado (risas). Hemos tocado también en Francia, Italia etc. o sea que no es la primera vez.

Aprovechando que te tengo aquí a ti Arnau, que eres diseñador, me gustaría que me contaras un poco acerca de los diseños de las portadas y del merchan de Mujeres. Son minimalistas y simples, pero a la vez tienen un toque muy castizo con mucho grano y austeridad. Parece casi un casete que te encontrarías en una gasolinera de camino a Albacete. ¿Hay alguna idea concreta que queráis transmitir con ellos?

De los diseños se encarga Pol, nuestro bajista. Casi todo lo que hace viene de recortes de libros o carteles que se encuentra en la calle, en la basura o en sitios así (risas). Por ejemplo, cogió unas estrellas de un cojín que él tenía de pequeño, las escaneo, las fotocopió y lo metimos en una portada.

Pol hace siempre la portada del disco, y un poco antes de entrar a grabar o en el mismo estudio hacemos las letras. Es decir, la portada normalmente está lista antes de las letras. Es curioso porque después muchas de las letras concuerdan bastante con el diseño que Pol había hecho previamente. En ‘’Un Sentimiento Importante’’ hicimos primero la portada y después las canciones parece que evocaban a un sentimiento de pertenecía a algún lugar, como de orgullo (la portada de ‘’Un Sentimiento Importante’’ ilustra el territorio de España encima de un rojo muy intenso y un alacrán en el medio). Tampoco nos comemos mucho la cabeza con las letras, hacemos un Google Drive y cada uno va poniendo frases (risas).

Entonces no hay ese concepto detrás, es una especie de collage con aquello que os gusta estéticamente ¿no?

Exacto, no hay una idea fija. La portada de ‘’Siento Muerte’’, dos días antes de mandarla, era la camiseta esta que tenemos nosotros de una calavera, una escalera y un corazón. Pol dijo: ‘’espérate un momento’’, y se puso a buscar entre los libros del cole de su hija pequeña (risas). Ahí vio la piña esa que tenemos por portada, nos lo enseño y tal, y la verdad que nos gustó. No es muy común ver una piña con una calavera en un disco (risas).

Guau (risas), cuando lo vi asumí que tenía un concepto y significado súper trascendental detrás.

Que va tío, nos molaba la piña y dijimos, palante’ (risas).

A veces la gente nos pregunta: ‘’ ¿Aquellos Ojos a que chica va dedicado?’’, y es como, no hay ninguna chica detrás (risas), sonaba bien, funciona y sin más.

Pero que sí, al final nos gusta lo simple y buscamos algo que sea plano y fácil de serigrafiar, aparte intentamos que sea llamativo de alguna forma y que la gente cuando lo vea en una tienda de discos diga: ‘’coño ¿esto qué es?, voy a escucharlo’’.

El tema de sacar esa maqueta con Demos que salió en el primer confinamiento digamos ‘’gordo’’, ¿iba a salir igualmente, o fue una idea para darle a vuestros fans algo de luz durante ese periodo tan negro?

No lo hubiésemos sacado. Siempre habíamos pensado en hacerlo y regalarlos en los conciertos cuando compras algo de merchan o cosas por el estilo, a modo de curiosidad. Pero al final nunca lo hacemos tío, siempre da pereza ponerse a mirar en el disco duro, recopilar material etc.

Al principio del confinamiento estaba todo el mundo muy pesado con los directos de Instagram, pidiendo un poco de caso, y era como: tío dejad a la gente en paz que disfrute de ver Harry Potter en su casa (risas). A nosotros nos lo ofrecieron, pero la verdad que no nos molo un pelo. Entonces vimos que muchos compañeros lo estaban pasando mal económicamente, así que para ayudarlos y hacer algo diferente sacamos las demos estas. Conseguimos unos 3.500 euros en una semana y lo repartimos entre los sitios que queríamos ayudar. Fue un éxito, puede que hagamos un segundo volumen (risas).

La letra de Romance Romántico: ‘’Me gusta estar en sitios y hacer cosas con gente’’, se ha convertido en una realidad más plausible que nunca. Con todas las aglomeraciones que están habiendo y las ganas de salir e ir a conciertos, ¿entiendes esas ansias de estar en sitios y hacer cosas con gente?

Lo primero que quiero decir es que es una frase muy chorra eh (risas). Dudamos si meterla, pero al final parece que la gente le ha dado significado.

Nosotros tenemos una relación bastante cercana con la gente, incluso a veces cuando alguno te pilla borracho en un bar y te coge por el cuello en plan ‘’somos colegas’’, demasiado cercana (risas). Pero sí, la gente tiene muchas ganas de conciertos en todos lados y muchas ganas de salir. A la vez, y esto es una opinión personal, tienen mucha prisa por volver a la normalidad en una situación que es totalmente incontrolable. Prima demasiado esa idea individualista ultraliberal de ‘’yo, yo, yo y yo’’ y de ‘’yo quiero y lo quiero ya’’. Pues tío, si no se puede lo primero es la salud y es lo que hay.

En el fondo eso se ve en los votos. Quien promete una mentira de ‘’todos a la calle por arte de magia’’, es quien se los lleva. Yo prefiero estar tocando un año en sitios pequeños con aforo reducido, que salir a tope sin que todavía esté la cosa bien.

¿Qué canción de vuestro repertorio le dedicaríais a Ayuso?

Joder, buena esa (risas). Te voy a dejar tres: ‘Aquellos ojos’, por lo obvio (risas), ‘Ciudades y cicatrices’ porque tiene la frase de: ‘’ya me han venido informando de que media España te detesta’’. Y ‘Siento Muerte’ por su estribillo. Quiero dedicárselo especialmente a ella y a la gestión que ha tenido sobre todo con las residencias de ancianos.

“Una plataforma con gente

que no puede aguantar,

una estructura ingente

que no puede aguantar,

una destrucción de la mente,

ya no puedo ni hablar,

una gesta insuficiente

que provoca un final.

Siento Muerte, Siento Muerte, Siento Muerte…”

Últimas Publicaciones