Monterrosa: “Como gay se ve que si vas al gimnasio, tienes barba y te vistes de Desigual te crees con derecho de atacar a lxs demás”. | Nostromo Magazine
Inicio Andrés Cabello Monterrosa: “Como gay se ve que si vas al gimnasio, tienes barba y te vistes de Desigual te crees con derecho de atacar a lxs demás”.

Monterrosa: “Como gay se ve que si vas al gimnasio, tienes barba y te vistes de Desigual te crees con derecho de atacar a lxs demás”.

por Andrés Cabello

Durante el confinamiento hemos tenido tiempo de sobra para hacer de todo y Monterrosa no ha sido menos.  Hablamos el dúo formado por Rocío y Enrique, quienes definen el grupo como el primero de España compuesto por una bollera y un maricón. Su música petarda, bakalao e irreverente no ha parado para nada. De hecho, los últimos meses de encierro les han servido para publicar dos nuevos EP’s tituladosMúsica Ligera” y “Última Conexión.

¿Haciendo un poco de memoria, recordáis qué música escuchabais de pequeños?

Enrique: Pues ahora mismo estoy en mi casa del pueblo rodeado de los discos y vinilos que escuchaba de más pequeño. Justo desde aquí veo un vinilo de Raphael y otro de Sara Montiel. Creo que no se puede ser más maricón (risas). Aunque si me tengo que quedar con tres obras maestras del pop de los años 90 elegiría el “Viaje de Copperpot” de la Oreja de Van Gogh, “Palabra de mujer” de Mónica Naranjo o “Donde están los ladrones” de Shakira.

Rocío: Era un poco adicta del Canto del Loco y de Ella Baila Sola. Soy una hortera. Una hortera de cabeza a pies.

¿Cuándo decidisteis crear un grupo de música?

R: Llevo ocho o nueve años metida en esto, pero es imposible dedicarte a la música. Creo que hay muy poca gente que elija continuar a largo plazo en esto porque es un trabajo mal pagado.

E: No considero que nos dediquemos a la música, más bien es un hobbie. Un hobbie caro, pero que nos da muchas alegrías. Y lo hacemos de esta manera porque sí. Que si no lo hiciésemos así posiblemente estaríamos en la plaza de Chueca haciendo performances. Seríamos un dúo cómico. Bueno, ahora ya lo somos un poco.

Monterrosa en la portada de ‘Flores en el parking’ / Fotografía obra de @isa_mv

Terminando el confinamiento lanzáis el EP “Última Conexión” justo dos semanas después de “Música Ligera”. ¿De dónde fluye esta necesidad de crear tanta música?

E: “Música Ligera” realmente es fruto de los meses de confinamiento. Nosotras mismas nos preguntamos a qué suena Monterrosa. Canciones que no están hechas para disfrutar mientras te restriegas con cientos de personas en un concierto. “Última conexión” es más bien nuestra forma de celebrar este orgullo LGTBI+ confinado, creíamos que era más necesario que nunca. En general no nos gusta parar de crear ni en fiestas, ni puentes ni confinamiento, así que creemos que no teníamos que parar de crear temas por nada del mundo.

Pura casualidad que hayáis sacado un EP con seis hitos que van a marcar la humanidad y con un 2020 un poco loco con coronavirus, escándalos como el Pizza Gate o la posible llegada de los extraterrestres… ¿Os consideráis reptilianos?

R: Somos resilientes. Las casualidades no existen. Aunque una frase que escuché una vez y me gusta es: “Qué mierda que aúno nos hemos muerto”.

E: Yo cuando me levanto cada mañana digo, joder sigo aquí.

¿Creéis en el horóscopo y la brujería?

R: Yo sí, mucho, me dejo guiar mucho por las energías. Mi padre tenía una novia que era médium y desde pequeña he creído en ello. A veces cuando entro en determinados sitios noto ciertas cosas. Parezco una loca, pero es verdad.

E: Yo a veces cuando salgo con Rocío volviendo por la mañana de un after también siento cosas. Le digo tía, siento cosas (risas).

En el caso de “Última Conexión”, ¿cómo surge esa necesidad de expresar lo que se escucha en los tres temas?

E: Bueno cada canción tiene su propio mensaje. Por ejemplo, “Check Out” habla de cómo en aplicaciones de ligoteo para gays como Grindr se marginan identidades disidentes como la gente “con pluma” o los cuerpos diversos. Manda huevos que los propios maricones seamos los que nos marginemos entre nosotros.

¿Qué es lo peor que os ha pasado en las apps de ligoteo?

E: A mí me ha pasado de todo. Desde presentarme a una casa y echarme, a insultarme. Hay muchos gays que no dejan de ser hombre antes que gays. La masculinidad es la relación del mundo con la violencia. Al final esto va de imponerte, de ligar con cuantos más mejor y para eso tienes que acercarte cuanto más mejor a ese cuerpo normativo. Se ve que, si tú vas al gimnasio, tienes barba y te vistes de Desigual te crees con derecho de atacar a los demás.

R: Yo no suelo utilizar ninguna de estas apps. Me abrí el Tinder una vez y una tía me reconoció. No entendía qué necesidad tenía de estar ahí, me lo creí y lo dejé.

Monterrosa en @vintalogymadrid para @revista_el_duende / Fotografía obra de Carlos Luján

¿Hace poco volvisteis a los conciertos? ¿Cómo ha sido la vuelta?

R: Pues rara. El tema de la distancia de seguridad y el aforo reducido te hace valorar realmente la libertad. Pero bueno, que somos unos privilegiados y al final estuvo bien.

E: La mayoría de conciertos se nos han pospuesto hasta el año que viene y no tiene pinta que volvamos a la normalidad de antes a corto plazo. Creo que hasta que no haya una vacuna será imposible volver a juntar a gente en una misma sala. Mientras habrá que reinventarse y sobrevivir.

¿Qué personaje histórico seríais y por qué?

R: Juana de Arco por bruja y loca.

E: Nefertiti, por mi belleza clásica y mi cuello de cisne.


Fotografía de portada por @rodrigoluxon

Entrevista realizada por Andrés Cabello y transcrita por Víctor Bayo

Últimas Publicaciones