Las peores series españoles de la historia - Top 5 - Nostromo Magazine
Inicio Jorge Caracuel Top 5: Las peores series españoles de la historia

Top 5: Las peores series españoles de la historia

por Jorge Caracuel Suero

Hoy, nuestro tradicional Top 5 se convierte en el Bottom 5. Así es. Hoy vamos a repasar las cinco series que peores críticas han recibido (y con razón) por parte del público.

5. Piratas (2011)

Pilar Rubio protagonizó una de las series que más vergüenza ajena provocan. La intención de Telecinco era hacer una serie de aventuras de alto presupuesto, pero la serie era tan ridícula que en público no tardó en darle la espalda. Aunque comenzó cosechando un buen 17,2% de share y casi 3,5 millones de espectadores, Piratas se fue pronto a la deriva y cosechó en su despedida un triste 10,3% con 1,2 millones de televidentes. Aún estamos tratando borrarla de nuestra memoria, pero no podemos.

4. El Continental (2018)

Lo que se suponía que era la gran apuesta de TVE para otoño de 2018 y que llegaba para convertirse en la Peaky Blinders española, terminó siendo un batacazo monumental y cosechando cifras ínfimas. A partir del quinto episodio, la ficción se relegó al late night y el último capítulo cosechó un triste 2,8%.

3. El don de Alba (2013)

Patricia Montero y Martiño Rivas protagonizaron el que se supone que era el remake español de Entre fantasmas, pero lo cierto es que cualquier parecido con la serie de Jennifer Love Hewitt era pura coincidencia. La pobre Montero no ha logrado reconducir su carrera después de semejante despropósito.

2. El barco (2011 – 2013)

El barco es la única serie de esta lista que se puede decir que triunfó en una audiencia y que tuvo más de una temporada (concretamente 3), pero su argumento era un completo desastre. La pareja formada por Blanca Suárez y Mario Casas fue lo que catapultó la ficción al éxito pero, a medida que iban pasando los episodios, la trama se volvía cada vez más absurda, y, al final, ni siquiera se respetaba la esencia original donde todo transcurría en el barco. El claro ejemplo de que nunca hay que alargar lo que medianamente funciona.

1. Aquí paz y después gloria (2015)

Antonio Resines protagonizó la que probablemente sea la comedia más aburrida y con menos gracia de la historia de la televisión en España (y mira que hay unas cuantas). Las salidas y entradas en el reparto durante el rodaje y su cambio de título ya hacían predecir el desastre que fue. Si te gusta Antonio Resines mejor no la veas, o acabarás cogiéndole tirria.

Últimas Publicaciones