Top 5: Los jugadores de baloncesto con más magia | Nostromo Magazine
Inicio Álvaro Cabello G. Top 5: Los jugadores de baloncesto con más magia

Top 5: Los jugadores de baloncesto con más magia

por Álvaro Cabello G.

El Top 5 de hoy bien podría estar dedicado a Juan Tamariz o el Mago Pop porque los protagonistas de este ranking son unos auténticos magos de la bola naranja. Los baloncestistas más habilidosos y espectaculares, unos verdaderos malabaristas y trileros de la pelota. En definitiva, los jugadores con más magia que han pisado una cancha de baloncesto.

5. Sergio Rodríguez «El Chacho»

A pesar de su frustrado paso por la NBA «El Chacho» ha hecho méritos para estar en este Top 5. Posiblemente el jugador español con más magia que ha habido hasta la fecha. Su manejo de balón, sus pases medidos y su capacidad para cambiar el ritmo a los partidos lo convierten en la pieza clave de todos los equipos de los que ha formado parte. Ahora en Olimpia Milano, su figura es fundamental para entender las señas de identidad del Real Madrid entrenado por Laso en los últimos años.

4. Steve Nash

Aunque en sus últimos años el jugador canadiense se vio abocado a un final poco digno de su carrera, Nash fue durante años el rey del ‘Run ´N Gun’. Gracias a él pudimos disfrutar de uno de los equipos más divertidos que se recuerdan en los últimos años. Entrenados por Mike D´Antoni, aquellos Suns comandados por Nash y bien secundados por Amare Studamire, Joe Johnson o Shawn Marion nos deleitaron con un juego alegre, rápido y a diferencia de otros equipos de este estilo un equipo ganador, por lo menos en temporada regular.

3. «Pistol» Pete Maravich

«Pistol» fue el primer jugador que entendió que el baloncesto no solo consistía de meter la pelota en la cesta, sino que también había que hacerlo bonito. Maravich ha sido una de las leyendas con mayúscula de la historia de este deporte. A pesar de una irregular carrera, sus asistencias mirando al tendido o de espaldas, o sus pases desde el medio campo para iniciar una contra fueron los cimientos del baloncesto moderno como hoy lo conocemos.

2. Jason Williams

Si bien la magia de Williams en todo su esplendor solo duró un par de años, pero ¡Qué dos años! «Chocolate Blanco» llegó a la NBA como un torbellino, de buenas a primeras el chico blanco de la universidad de Florida empezó a colarse en los highlights de todas las televisiones. En plena depresión post-lockout irrumpió con fuerza un equipo joven con un particular estilo de juego basado en la circulación rápida de balón y el contraataque, aquel conjunto los  Sacramento Kings tenían como cabeza pensante al chico de las asistencias imposibles, el que dejó sentado a Gary Payton con un dribling, el del pase de codo, el repertorio de Williams era inacabable. Más adelante su juego evolucionó hacia un baloncesto más cerebral y efectivo, aunque de vez en cuando dejaba alguna perla que recordaba a aquel «Chocolate Blanco» de sus años en los Kings.

1. «Magic» Johnson

Cuando tu sobrenombre es «Magic» poco más se puede añadir. Earvin «Magic» Johnson fue el director de orquesta de los Lakers del ‘showtime’. Johnson recogió la estela que había dejado Pete Maravich y consiguió poner todo aquel repertorio al servicio del equipo para hacer de este un conjunto ganador, 5 anillos de campeón lo avalan. Para muchos incluso es el mejor baloncestista de todos los tiempos por encima Jordan o Larry Bird, pero lo que está claro es que «Magic» ha sido el jugador con más magia de la historia. Por encima de todo estaba su excelente visión de juego, que unidas a su portentoso físico le permitían disputar minutos en todas las posiciones, con el desconcierto que esto causaba a las defensas rivales. Además, sus pases por la espalda o por encima de la cabeza fueron la seña de identidad de aquella NBA ochentera que comenzaba a expandirse por todo el mundo.

Últimas Publicaciones