Ainda: «Hacemos las canciones que nos gustaría escuchar»

Esmeralda Escalante y Yago Escrivá formaron, casi sin saberlo, el grupo que les marcaría la vida en en el año 2012. Desde ese momento su complicidad y conexión han llevado el nombre de Ainda por todo el mundo. Hoy, casi nueve años más tarde, cuentan con cuatro álbumes de estudio, entre los que destaca «Millones» el cuál fue cocinado en la cuarentena y se lanzó en noviembre.

¿Cuándo te distes cuenta que querías dedicarte a la música?

Creo que fue a los dieciocho años, que fue cuando hice mi primera canción. De antes tocaba la guitarra, cantaba, bailaba y demás, siempre he estado muy empapada, pero cuando saqué mi primera canción ahí cambió todo. Dije: «Esto me encanta, lo quiero hacer todo el rato».

¿Cómo surgió el grupo?

A los veinte me metí en la carrera de música, ahí conocí a Yago, en la asignatura de composición. Estuve dos años, él tres, y en algunas juntadas de amigos coincidimos cantando y demás. Ahí surgió una conexión especial con las voces.

Un par de años más tardes, un amigo de Yago comenzó su carrera audiovisual tipo «Take Away Show», un formato de músicos en lugares random poco convencionales. Tenía todo montado y le faltaba alguien que se animara a hacer la primera prueba, y ahí armamos dos canciones. Así fue cómo surgió.

El tracklist está compuesto por trece temas, ¿está buscado?

No lo buscamos la verdad (risas). Realmente son trece temas de los cuales dos son como separadores de atmósferas, como paisajes dentro de disco, a modo de introducción. Todo está unificado, no son solo canciones en un disco, hay un sentido detrás de todo.

Fotografía por Nora Lezano

Mezcláis pop, electrónica, rock, blues… Un montón de géneros. ¿Cómo nace esta fusión de géneros?

Toda esta mezcla viene de lo que escuchamos. Siempre nos ha gustado escuchar música muy variada y diversa. Tenemos como una especie de acuerdo con Yago que es que siempre esté la canción por delante. Si nos viene un sinte vamos por ahí, si le viene una batería rockera pues allá vamos… No nos limitamos sino que hacemos lo mejor para la canción es muy liberador el no encasillarnos en un solo lugar. En definitiva, hacemos las canciones que nos gustaría escuchar.

¿Qué crees que aporta Esmeralda a Yago y viceversa?

Creo que tenemos la suerte de complementarnos mucho en distintos aspectos. Yo, Esmeralda, soy muy catártica, soy más de explosión… Cada quince o veinte días escribo una canción porque sino me siento rara. Acumulo mucho material.

Yago, en ese aspecto, es mucho más reservado y meticuloso. Compone mucho menos pero brilla un montón en la producción. Está muy fascinado con el estudio, mezclar, grabar… Está en modo nerd del audio.

Esto, además, sucede escénicamente. Él está tomando una figura de director de la banda, sosteniendo todo, y a mí me liberó para ser show-woman. No tengo que tocar la guitarra y me da mayor libertad física y corporal. Es lindo estar a gusto los dos y complementarnos.

Fotografía por Nora Lezano

Viendo vuestros oyentes mensuales, acumuláis más de trescientas mil reproducciones. Son un montón, ¿os lo esperabais?

¿Sabes qué me pasa? Hay algo de los número que no entiendo, es como una abstracción muy lejana de la que no soy consciente. Es genial tener ese movimiento y que se me escuche pero lo relativizo. Hay algo de los números que puede ponernos un poco neuróticos como artistas al tener acceso a tantos número y demás y por eso no quiero centrarme. Quizás es un mecanismo de defensa que tengo para no volverme loca y asustarme (risas).

El disco ha visto la luz ahora, pero supongo que la idea nació en cuarentena.

Sí, en primavera del dos mil diecinueve fue el primer adelanto, que lo grabamos en dos mil dieciocho. Realmente, en ese momento, no sabíamos que íbamos a hacer un disco. Más o menos en septiembre de ese mismo año, llamamos a nuestro productor y empezamos a entenderlo como el disco que ha visto la luz hace un mes y algo.

Con esto de la cuarentena aprovechamos que no podíamos tocar para meternos de lleno en este proyecto que lanzamos ahora antes de que terminara el año. Dentro de todas las complicaciones nos salvó, ya que nos permitió centrarnos en el y evadirnos de otros problemas.

¿Cómo ves la industria musical en Argentina?

Desde mi lugar la percibo muy viva, como abundante y creativa. Al menos desde una perspectiva más indie, que es por dónde yo me muevo. Hay una comunidad muy hermosa que se está generando y que contenemos entre todos los amigues artistas. Todo es muy estimulante.

No deja de ser una burbuja o un circuito cerrado donde seguramente me pierda cosas de fuera, pero desde mi perspectiva lo veo como una apertura nacional acá, donde todos nos apoyamos y nos complementamos.

Fotografía por Nora Lezano

¿Tenéis pensado hacer gira por España?

Nos encantaría, pero empezaremos por Argentina y Latinoamérica y luego, si podemos, queremos volver a Europa ya que sería hermoso.

Por último, para acabar, ¿cuál es tu serie de dibujitos preferida?

Difícil pregunta (risas). Si fuera peli te diría Toy Story, pero serie te diría Mi pequeña Lulú o Los Simpson. Iba directa todos los fines de semana a verla a las siete de la mañana, me encantaba.


Fotografía de portada por NORA LEZANO

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.