Analizando la ficción española en las cadenas en abierto | Nostromo Magazine
Inicio Jorge Caracuel Analizando la ficción española en las cadenas en abierto

Analizando la ficción española en las cadenas en abierto

por Jorge Caracuel Suero

Hay un tópico muy extendido y que no es nada cierto sobre que las películas españolas son, generalmente, muy malas. Sin embargo, sí que es cierto que las series españolas que se emiten en las cadenas en abierto (especialmente las comedias), no suelen tener una elevada calidad, habiendo muchas que no pasan de la primera temporada. ¿Por qué pasa esto? Hoy os damos las principales razones:

1. Un primer episodio muy malo: Cuando se va a estrenar una nueva serie, se pasan meses anunciándola, poniendo avances cada dos por tres indicando que se estrenará muy pronto, cuando a lo mejor no llega hasta el próximo trimestre televisivo; por ello, el primer capítulo de una serie suele generar mucha expectación. Sin embargo, cuando los espectadores ven el resultado final, se dan cuenta de que no es lo que les han vendido: aburrido, sin gracia y con falta de ritmo. Por eso, a partir del segundo comienza a bajar significativamente. Uno de los casos más extremos fue el de la serie Fenómenos, que comenzó con más de cuatro millones de espectadores, bajando a los 1,3 millones en su noveno y último capítulo.

Resultado de imagen de fenomenos serie de televisión Fotograma de ‘Fenómenos’ / Antena 3

2. La exagerada duración de sus episodios: A diferencia de las series estadounidenses, que suelen situarse en los 42 minutos de duración (las comedias suelen durar 21 minutos), las españolas que se emiten en abierto suelen durar en torno a 70 minutos por episodio, lo que hace que, a mitad del capítulo, los espectadores estén aburridos y no estén dentro de la historia, alargándose las situaciones sin sentido alguno.

3. El tardío Prime Time: En España, el Prime Time suele comenzar a las 22.40, pero esto no es lo peor. Mientras que repasan lo que ocurrió en el capítulo anterior, la mayoría de las series no comienzan hasta casi las 23.00, por lo que muchas personas deciden desistir de ella y verla por internet al día siguiente. Está claro que, desgraciadamente, unas décimas más de share son prioritarias a cuidar al espectador.

4. La competencia entre cadenas: Liderar el mes es la principal obsesión de las cadenas de televisión. Tanto es así que si, por ejemplo, Antena 3 decide estrenar una serie de drama un martes, Telecinco hará todo lo posible por estrenar una ficción de similares características y con un target muy parecido el mismo día. Por ello, el espectador se encuentra con dos opciones casi idénticas en el mismo día, haciendo que no tengan un resultado tan bueno como podrían haber obtenido en otro día sin tanta competencia.

Últimas Publicaciones