DOC PSYCH: “Me gustaría que toda Canarias pudiese avanzar y crear algo como en L.A.” | Nostromo Magazine
Inicio Andrés Cabello DOC PSYCH: “Me gustaría que toda Canarias pudiese avanzar y crear algo como en L.A.”

DOC PSYCH: “Me gustaría que toda Canarias pudiese avanzar y crear algo como en L.A.”

por Andrés Cabello

René, bautizado por unos niggas del hood como “Doc Psych”, es uno de los productores más humildes del panorama nacional. Con la salida de “Bien”, el productor nacido en Venezuela pero asentado en Tenerife ha llevado a Canarias al mapa por su particular forma de producir, partiendo del freestyle y la transmisión de emociones.

Doc no es solo un productor, es humanidad y trabajo constante. Hoy hablamos con el en una de las entrevistas más especiales que han visto la luz en este medio. Gracias Doc.

¿En primer lugar, cuando descubre Doc que quiere dedicarse a la música?

Yo tengo actualmente veintiocho años y empecé a componer mis cosas, a grabarme, a hacer mis sonidos y todo a los quince años. A los ocho años por culpa de MTV vi a Eminem y mi cabeza explotó y dije: “¿Qué estilo es este?”. Porque claro, en esa época el hip hop, a menos que tuvieras unos padres jóvenes que te llevaran por ese camino, no te ibas a enterar, y en mi familia todo era salsa, Alejandro Sanz… y de repente MTV tuvo ese empujón. Cuando lo descubrí a los trece o catorce años ya estaba teniendo contactos en España con personas que hacían música y ya tuve claro que mi sueño era tener un estudio para grabar mis cosas y poder autoproducirme.

Naciste en Venezuela, y has recorrido medio mundo, ¿qué crees que te ha aportado a ti musicalmente estar viviendo esa cultura?

Yo nací en Venezuela y viví ocho años allí, también he estado viviendo en Inglaterra, Suiza y Estados Unidos. He recorrido mundo porque en esa época se hacía música por todos lados, de hecho, Doc Psych me lo pusieron unos negratas auténticos del hood. Yo era en plan: “Yo soy el Doctor Psych” y la gente: “Whaaaat”.

La verdad fue increíble y una locura, porque yo estaba haciendo freestyle con gente que eran negratas y los que mejor rapeaban en ese corro no eran los pibes, sino unas gordas de ciento cincuenta kilos que rompían el beat como nadie. Yo no entendía nada de lo que estaba pasando, solo sé que esa noche me pusieron el nombre de Doc Psych y terminé saliendo de esa casa porque me estaban apuntando con una pipa. Se volvieron locos, de repente yo vi a unos padres blancos pero todos los de dentro eran negros, y eran negros flaquitos bailando con gordas con obesidad mórbida y yo no entendía nada, pero ellas rapeaban muy bien. Yo siempre digo que tengo vida de dibujo animado, soy como un Cartoon Network.

El estar viviendo en diferentes países me ha aportado todo, porque para ser música necesitas sentir y para sentir y tener empatía, mientras más vivas y más aprendas, más cultura tendrás. Voltaire decía que hasta los doce años no deberías estar en el colegio, deberías estar viajando para así poder curarte del racismo y aprender de todas las culturas, ser empático con cosas que tal vez no compartas porque no naciste con eso, pero las respetas porque viviste con personas que si nacieron con ese perfil y lo abrazas. Creo que eso es lo más rico de vivir varias culturas, por ejemplo, ahora estoy muy enfocado en sacar temas con gente de Venezuela, como ya pasó con Trainer, porque son mis raíces y quieras que no, que hayan sonado temas míos en Venezuela para mi significa mucha felicidad.

Creo que el punto más importante es que el racismo se cura con empatía, leyendo y viajando.

Doc inmortalizado por @paycashmusicgroup

Hace unos días sueltas “Achinau” junto a MDMoney y el 28 lanzas “Bien” junto a Kurtis. Aquí te tengo dos preguntas. La primera: ¿Qué te aporta a ti, tanto personal como musicalmente Medina?

Medina llegó en un momento de mi vida que marcó un punto de inflexión para los dos. Yo llevaba un año pasando gente por mi estudio y como que no terminaba de encajar con ninguno, y de repente llegó Medina. El primer día que nos vimos grabamos dos demos y una de ellas es “Lil Paradise” que terminó saliendo con Choclock, y fue como: “Vale, si esto es lo primero que hacemos juntos, aquí parece que hay algo”. Es la persona más profesional que ha pasado por mi estudio.

Al final creo que lo que más me aporto Medina fue equilibrio, yo soy muy activo y Medina piensa más las cosas, entonces me equilibra un poco el paso, en lugar de que el motor se revolucione y se gripe, él me baja un par de cambios. Trabajamos mucho, estuvimos un año que el se pasaba casi doce horas en mi estudio todos los días, porque para hacer un tema por semana eran mínimo ocho horas.

Todo empezó por Índigo Jams, todo empezó por culpa de ese cabrón (risas), es el mejor y el más duro de España y también por culpa de Cruz Cafuné, que fue quien me dijo que tenía que hablar con Índigo. El fue el que hizo darme cuenta que yo podía tener una carrera musical, porque yo antes solo hacía rap y así pude explorar todas las posibilidades. Índigo es de otro planeta, es la persona más infravalorada de España y no lo digo con orgullo sino con rabia.

¿Cómo es tu proceso de trabajo y cómo surgió el tema “Bien”?

Mi proceso de trabajo se divide en dos vertientes. Yo vengo del freestyle y es lo que más me gusta hacer, escuchar música y poder crear una idea con lo que yo siento, por eso me gusta hacer música para mucha gente, por eso escribo canciones para Medina, para mi o para otros artistas.

Tal vez, cuando vas a escribir una canción, tienes la otra posibilidad que es escribirla y crear los flows al momento, pero creo que esta es más tediosa. Sin embargo, si yo de repente ya tengo una base o algo que me gusta y hago una improvisación, y de esa improvisación ya sale una introducción o un coro que ya te llama la atención, ya tienes el tema hecho.

Con “Bien” yo hice un freestyle, empecé el estribillo y dije: “Vale okey, ¿dónde está el jugo?”. Yo iba a sacar este tema cuando empezó todo lo del Coronavirus y tuve que parar este proyecto y empezar otro.

Creo que el tema del Coronavirus nos dio un punto de inflexión a todos en nuestra vida porque es impresionante como hace un par de meses todos eran conscientes y eran Ghandi y ahora ya se olvidó y hay mascarillas por el suelo. Entonces también el choque ese era el que me hacía que el tema “Bien” no saliera adelante, pero en cuanto a lo creativo es así, yo me he autoapodado “El Rey del Freestyle”, porque no soy de tirar sangre, no me gustan las batallas, participé en su momento y la gente siempre me dice “vete a la Red Bull” pero no me veo. He estado con gente como, por ejemplo, Kapo, Zasko, Blond, echando rimas con Robledo y esa gente, pero son personas que están a otro rollo.

Doc inmortalizado por @paycashmusicgroup

Qué dirías que no puede faltar en un tema producido por René y de que te empapas a la hora de crear. Es decir, en qué buscas la inspiración y que tienen tus temas que se diferencien del resto.

Mi nivel de freestyle es crear una idea y algo que emocione. Lo que más me gustaría algún día es crear un artista que no se sepa que soy yo y que él solo suba freestyle relacionado con emociones. Por ejemplo, yo flipo mucho con Trueno por eso, porque al final, el esta haciendo que se vea la posibilidad de hacer un tema de freestyle con lo que sientes y que no tenga nada que envidiar a trabajos que tienen tres meses.

Esas para mí son las dos maneras de crear, o empiezas en freestyle y luego escribes, o escribes y luego ya vas creando las melodías.

Hay gente que hace freestyle porque le gusta y hay gente que reescribe el freestyle, ya depende de cada uno. Yo voy cambiando según la emoción del momento, por ejemplo, en “Achinau” en la parte de “y yo me prendo un cartucho …” ese iba a ser el primer estribillo, pero después a mi me salió una parte que como que bajaba la canción que es la de “yo quiero estar con los ojitos achinaos”, cuando me salió esa, dijimos los dos: “Pues la canción va a tirar más por aquí”. Al final son cosas que no hace casi nadie, una estructura que creamos nosotros, por eso creemos que es más el sonido del 2060, un poco del futuro, que se sale de lo convencional.

¿Qué tu hayas acabado en Canarias siendo de Venezuela, la cual se considera la octava isla Canaria, ¿crees que es casualidad?

No es casualidad, es causalidad. La causa es justamente esa, ser la octava Isla y haber mucha inmigración de Venezuela. Por cosas de la vida, mi madre conoció a una persona que a día de hoy es familia, gente del Hierro que para mi son como familia, que nos dieron la oportunidad de echarnos una mano cuando llegamos y gracias a ellos estamos aquí. El esfuerzo de mi familia y ellos son los que han hecho que yo hoy pueda estar hablando contigo.

¿Qué significa para tu música Canarias?

Salvación. Yo ahora estaría viviendo en Venezuela, en un sitio donde cuesta cinco euros una pasta de dientes Colgate y tu sueldo es de diez euros, es muy duro hermano.

Para mi Canarias es un sueño, porque la gente cree que esto es un paraíso, pero esta es la comunidad más pobre de Europa, entonces es un sueño, es un paraíso, pero a la vez es lucha constante. Yo creo que esas son las tres palabras que describen Canarias: Sueño, paraíso y lucha. Tienes un paraíso porque tienes la paz de, por ejemplo, venir a entrenar y poder desconectar viendo el mar, los árboles… No estás en Inglaterra, por ejemplo, que tal vez puede ser más frío, en el sentido de las personas y el ambiente en sí, sin embargo, también es muy importante tener una estabilidad económica y lastimosamente es así.

Doc inmortalizado por @paycashmusicgroup

Canarias tiene algo, no se sabe muy bien el que, pero está explotando musicalmente. Hay muchísima escena musical en Canarias que se está exportando a la península y Latinoamérica. ¿Por qué crees que está pasando esto y porqué ha tardado en aparecer?

Sinceramente, creo que todo empezó en 2016 cuando BNMP y Locoplaya trajeron el sonido más fresco que terminó adaptándose y nutriéndose de todo el panorama nacional. También pienso que es culpa de BNMP, Maikel Delacalle y de Locoplaya que muchos artistas de canarias dijeran: “Puedo lograrlo también”, creo que esos son los tres focos, sin duda.

Realmente nunca pensé que podría vivir de la música hasta que conocí a Indigo. No solo es hacer música, hay una industria detrás y hay que aprender muchísimas cosas. Todas esas personas que hemos nombrado han trabajo mucho, y creo que antes en Canarias y en muchos sitios de España lo que había era mucha ilusión, pero no se trabajaba mucho, no era como ahora que todo el mundo puede tener un estudio en su casa y puede empezar a grabar y a hacer cosas. A partir del 2016 nos trajeron esa posibilidad de decir: “Ya no es Zatu, ya no es la gente que tenga que ir por disqueras de rap o de hip-hop, ahora pueden hacerlo ustedes desde vuestra casa, pero tienes que echarle bolas, tienes que darle muy duro”. Y creo que es por culpa de eso que Canarias dijo “¿que nosotros estamos más separados de todos y que tenemos más flow que todos? pues vamos a demostrarlo”.

Me gustaría que toda Canarias pudiese avanzar y crear algo como en L.A. que tenía a Snoop Dog, Dr. Dree, Jay-Z… Poco a poco podría pasar esto porque aquí tenemos a Cruz, a Choclock, tienes a Indigo, tienes a Abhir, tienes al otro por acá, pero es difícil porque ellos también están intentando salir de Canarias para que los traten de manera internacional, y eso es lo que creo que nos falta, la posibilidad de que nos traten en serio desde aquí, que digan: “Aquí es donde ustedes tienen que venir a hacer la vaina”, ya que hay una magia especial en las Islas.

¿Crees que tu éxito personal es fruto de la suerte, del trabajo o una mezcla de ambas?

Creo que la suerte va ligada al esfuerzo. Si tú estás hablando conmigo es porque me he esforzado. Has tenido suerte porque has tenido una educación y unos valores, pero también has tenido que ganarte eso y eso tú lo representas por ti y por ellos. 

Dime tu serie de dibujos animados de la infancia preferida.

“El Laboratorio de Dexter”, por eso yo tengo el LAB. Desde pequeño tengo un trauma con querer ser muy listo, quería ser un genio y, como no era un genio, me rayaba porque tenía que saber mucho. Imagínate a un niño de dieciséis años leyendo cosas del Zen que no entendía y que a día de hoy digo: “Ah, era esto, ahora entiendo”. Voy entendiendo con el paso de los años lo que no entendía de pequeño, pero leía.

Esto creo que se debe a que mi figura paterna no era mi padre sino un tío mío que lo único que hacía era leer, entonces, a lo mejor yo tenía nueve meses, pero siempre me leían cosas, había muchos libros en casa y es algo con lo que he vivido.

Yo soy el Doc por eso, empecé a estudiar psicología y no quería que mi carrera universitaria se viera lastrada por hacer un género como puede ser el rap. Al ponerme el Doc me obligaba a utilizar palabras de las clases que aprendía en psicología como dopamina o serotonina, que hoy en día todo el mundo sabe, pero que las empleaba desde bien pequeño.

Doc inmortalizado por @paycashmusicgroup

Es una locura, eh.

Si, si. Yo porque lo tengo ahí, tengo mis letras y tengo mis cosas de back in the day de cuando tenía dieciséis años. Realmente siempre he tenido mis letras de este rollo por mi facilidad para escribir, pero ahora he aprendido a no escribir solo lo que yo veo sino, además, intentar ver que lo que yo siento puede conectar y hacer feliz a más gente.

Por ejemplo, “Bella”, puede parecer un tema más insípido para algunas personas porque piensan que es una canción de amor clásico, pero mi abuela y mi madre se han gozado “Bella”, y no hay ningún sentimiento que se compare con eso.

“Bella” fue un punto de inflexión en vuestra música.

Fue divertido sacar este tema, porque cuando yo empecé con Medina antes solo había sacado rap y llevaba un año haciendo temas. Conocí a Índigo en 2016 y fue cuando yo me fui a Inglaterra para trabajar, ahorrar y montarme el LAB, justo cuando ellos empezaron a crecer juntos en Canarias. Cuando volví, estuve ese año pasando gente por el estudio y todavía no había sacado nada fuera del rap, estaba aprendiendo, mejorando mis cosas, mejorando el sonido… Pero no fue hasta que vino Medina que dije: “Okey, estamos en el momento y el está en el momento también. Queremos hacer las cosas más serias, nos gusta lo que nos aportamos, así que vamos pa’ lante”.

Por ejemplo, a Medina todo el mundo lo tomaba a coña, pero tú no sabes el oído que tiene, es muy serio y a día de hoy yo sigo diciéndolo, tiene mejor oído que yo. Lo que más tengo ganas es de que el pana esté en lo más alto y yo esté en la sombra viéndolo cerquita. Yo, por ejemplo, no busco ese foco como el que creo que puede alcanzar Medina, sobretodo porque lo lleva trabajando más y se lo merece, y yo prefiero estar en un futuro en una posición más rollo Jay-Z. Yo quiero hacer negocio, yo quiero crear descendencia musical. Quiero estar hablando con Mike Dean, con Pharrel Williams en un estudio de chill. Creo que este momento puede llegar, pero lo tengo muy claro, ahora estoy enfocado en mis temas y en Medina. Y me siento orgulloso porque hay artistas que le cuesta la vida sacar un tema al mes y yo estoy sacando varios y no solo míos, sino apoyando a otro artista. Me gusta la posibilidad de crear para más gente y no centrarme solo en mi carrera.

Doc y Medina inmortalizados por @paycashmusicgroup

Me estoy dando cuenta del gran trasfondo que hay en esta entrevista y es algo que echaba de menos.  

Yo creo que eso es algo que no falla en mí y en Medina. Hemos trabajado tanto y hemos mostrado solo el resultado que es importante para ciertas personas, como puedes ser tu, explicarle no solo que vamos a sacar un tema, sino lo que nos ha llevado a el y el sacrificio constante para que se visibilice. Realmente fue un problema porque desde que empecé a sacar música con Medina siempre tuvimos miles y miles de reproducciones al toque, pero hay otros temas que, de repente, como sea más independiente baja. Es la lucha constante del esfuerzo, no es solo mostrar que un tema está muy guapo sino todo ese background que ha hecho posible que vea la luz y sea lo que es. El problema de estas subidas y bajadas también se debe, en mi opinión, a que la manera de consumir ha cambiado y nadie es consciente todavía de que estamos sufriendo.

Desde el mes de marzo que nos cambiaron la vida la gente no sabe si habrá vuelta a las clases, vuelta a la normalidad que ya no existe… De alguna manera eso afecta a la manera de consumir y cambia todo. “Bien” es el ejemplo más claro que te puedo dar, ya que lo quería sacar desde marzo y lo he tenido que sacar ahora, y no porque no quisiera, sino porque sentía que no era el momento sacar un trabajo que hable de que todo va a ir bien con unas sensaciones relacionadas a eso y no estaba la sociedad bien.


Fotografía de portada por @paycashmusicgroup

Últimas Publicaciones