Galería Benalfest: un festival que merece más

En su primera edición ha superado con creces las expectativas esperadas

Fotografía David López Córdoba

Por David López Córdoba.

Esta vez, nos tocaba desplazarnos hasta la ciudad Malagueña de Benalmádena, para cubrir lo que ha sido la primera edición de un festival que promete convertirse en algo mas. El cartel que lo encabezaba Izal, tenia grandes aspiraciones para ser la primera vez que el escenario del Benalfest se montase en el Parque de los Nadales.

La localización era perfecta, a la izquierda del escenario había un gran acantilado iluminado con un suave color oro, mientras al fondo se divisaban cientos de pequeñas luces que daban un paisaje estrellado mientras, el mar mediterráneo coronaba la vista y la costa malagueña.

Un festival de tan pequeñas dimensiones, ya per se limitado por el pequeño aforo, al principio no alentaba una esperanza de vivir una gran fiesta. Sin duda una gran experiencia, pero teniendo solo esa información, no pensabamos que llegaría a tener tanto nivel. La experiencia íntima de que sean sólo 2800 personas las que canten a coro, hace que todo sea mucho mas cómodo, puedes llegar a estar en 10 fila con mucha facilidad, la libertad de movimientos es mucho mayor que en cualquier otro macrofestival, lo que sin duda es uno de los grandes ingredientes para disfrutar de un buen concierto.

Durante las últimas semanas he pecado de infravalorar los eventos a los que he ido, pensando que por ser pequeño tiene que ser peor, Benalfest me ha demostrado que con mucho trabajo se puede conseguir montar un festival que en su primera edición tiene menos fallos que tal vez muchos otros festivales con años de experiencia. Si bien algunos aspectos como el poco número de aseos, o que sólo hubiese una furgoneta de restauración son las carencias mas destacables, y tienen muy fácil solución para la (esperemos) próxima edición del festival.

Los grupos que se subieron al escenario ayudaron mucho a crear el ambiente perfecto. Ya en la fiesta de presentación, El Kanka, lo daba todo en tierras malagueñas. Y ayer sábado, Elefantes, ofreció un espectaculo que pese a llevar todo el verano visitando festivales de nuestro pais, tuvo el toque intimo que un festival pequeño como este demanda. El momento más especial de la actuación fué sin duda la pequeña tarta de cumpleaños que el equipo de Elefantes le hizo apagar a “Shuarma” ante los gritos del público, la emoción se palpaba en el ambiente, aún mas cuando contó, que eran 23 los años que cumplia justo hoy sobre los escenarios de todo el mundo. Después, fué el turno de Shinova, que con la energía tipica de este grupo de Rock, y las ganas de bailar del público montaron una gran fiesta.

Izal, el headliner del Benalfest, llegaría a las 12 de la noche. Como siempre que lo hemos visto este verano, el público enloquece a su llegada coreando casi todos los temas que entonaron anoche. Pese a ser uno mas de los más de 20 festivales en los que han estado, no se veía el hartazgo ni el cansancio. Transmitieron muchisimas emociones y con las pequeñas historias que contaron, mantuvieron al público Malagueño atento a cada palabra.

Esperemos que el Benalfest tenga una segunda edición, y muchas más después. El ambiente intimo, las vistas y la energía del público han creado los ingredientes perfectos para que surja un nuevo festival que considerar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here