BILL SHANKLY, el LIVERPOOL por y para la CLASE TRABAJADORA | Nostromo Magazine
Inicio Andrés Cabello Bill Shankly, el Liverpool por y para la clase trabajadora

Bill Shankly, el Liverpool por y para la clase trabajadora

por Andrés Cabello

Situada a las orillas del río Mersey, denominado en la geografía común como Merseyside, al noroeste de Inglaterra, está asentada desde hace 139 años (inicialmente como villa en 1207 hasta 1880) la ciudad de Liverpool.

Los habitantes, en su mayoría orgullosos de los orígenes de clase obrera y socialista que poseen, se dividen cada fin de semana para alentar a los dos equipos de la ciudad, el Everton F.C. y el Liverpool F.C.

De todos es conocido, nos guste más o menos el deporte rey, que los Reds se proclamaron campeones de Europa, venciendo por 0-2 al Tottenham, en la final de la Champions League celebrada el pasado sábado uno de junio en el Wanda Metropolitano, casa del Atlético de Madrid. Y es que esta victoria fue muy especial, ya que la historia del equipo del Merseyside es tan interesante como peculiar.

Los orígenes se remontan al año 1892, cuando el principal equipo de la ciudad era el Everton F.C. and Athletic Grounds Ltd. abreviado entre los locales a Everton Athletic, el cual disputaba sus encuentros en el histórico Anfield. A raíz de una disputa por el aumento de la renta entre John Houlding, dueño del estadio, y la junta directiva del Everton, John decidió crear un equipo que diera nombre a la ciudad y representara los valores instaurados en aquella sociedad humilde y trabajadora, naciendo así el Liverpool Association Football Club, el cual pasó a ocupar el verde en el que comenzó a jugar el Everton, que se mudó al Goodison Park.

Tal y como se recoge en el timeline de la web del Liverpool, el estreno de los Reds en un partido oficial fue arrollador, y es que el 1 de septiembre del 1892 le encajó 7-0 al Rotherham Town Football Club. A partir de este minuto, comenzaría a labrarse la historia del club más laureado de Inglaterra, guardando en sus vitrinas 18 ligas inglesas, 5 Champions League, 3 UEFA Europa Leagues, 3 Supercopas de Europa, 7 copas de Inglaterra y 7 FA Cups.

Bill Shankly celebra con the kop la victoria frente al Leicester City en Anfield el 27 de abril de 1973, que les mereció el campeonato de liga / Fotografía vía Yorokobu (Irish Kop)

“El Liverpool es probablemente el único equipo en la élite inglesa cuyos fans son tan claramente de izquierdas”. Esta cita recogida en este artículo de la revista De Frente nos remonta a la llegada del entrenador escocés Bill Shankly, en 1959. Bill, quien estuvo quince años en la banda de Anfield dando instrucciones, estaba caracterizado por su forma de unir el fútbol con la afición. Esto, unido a la gran tradición de los habitantes de Liverpool, ciudad portuaria con un gran volumen de actividad, por mostrar el deporte como reflejo de esa sociedad industrial, descontenta por la explotación laboral que acude al campo con el fin de evadirse de los problemas, fue el combo perfecto para crear un el hermanamiento equipo-afición.

Recordado por muchos como “King Bill”, en la final de la FA Cup disputada en Wembley el 4 de mayo del 1974, al término del partido ocurrió un hecho insólito que muchos no conocen. Tras el pitido final del encuentro, que ganó el Liverpool frente al Newcastle, dos fans saltaron al césped para besarle los pies al manager. Y no es para menos, ya que subió al equipo desde segunda división hasta llevarlo a codearse con los grandes clubs europeos en menos de seis años.

Dos aficionados del Liverpool le besan los pues a Bill Shankly tras ganar al Newcastle en la final de la FA Cup del 74 / Fotografía vía Twitter @ShanklyHotel

Además de esto, el Liverpool actual es el reflejo de la pasión que transmitía Shankly. Fue el quien ideó poner en el paseo hacia el estadio de los Reds, Anfield Road, la placa que reza: “This is Anfield”, para recordar a los rivales y a los jugadores que no van a cualquier lugar, sino que entran en un estadio donde el socialismo y la comunión entre la afición y el equipo es única.

La camiseta que visten y da nombre al apodo de los Reds también fue invención del manager de Glenbuck, ciudad con histórica tradición minera, y es que quería que las equipaciones fueran completamente rojas para que los rivales lo relacionaran con el temor, ya que las primeras eran mitad amarilla y zaul con una gorra roja. El club, como agradecimiento inauguró la estatua que lo homenajea bajo la frase “He made people happy”.

Primera equipación del Liverpool del 1892/1896 antes de pasar a la clásica all red / Fotografía vía Liverpool F.C.

En un mundo donde el fútbol está gobernado por los negocios en los palcos, hay que echar la mirada atrás y saber su procedencia, los motivos por los que surgió y reflexionar sobre la ética que se lleva en la actualidad. Nunca está de más recordar a figuras que sentían el balompié como lo que es, un deporte que nació para reflejar y luchar por la clase trabajadora.

Últimas Publicaciones