Top 5: Las Mejores Películas de Baloncesto (2ª parte) | Nostromo Magazine
Inicio Álvaro Cabello G. Top 5: Las Mejores Películas de Baloncesto (2ª parte)

Top 5: Las Mejores Películas de Baloncesto (2ª parte)

por Álvaro Cabello G.

En nostromo magazine sabemos que los nostromers sois exigentes, y que un solo Top 5 de cine y baloncesto os supo a poco. Así que, hoy os traemos otro ránking de películas de temática baloncestística, completando así la lista con otros cinco títulos que también merecen un visionado.  Para que lo disfrutéis, ahí va la segunda parte de este Top 5 de cine y basket.


5. Una Tribu en la Cancha, 1994

Simpática película protagonizada por Kevin Bacon, aunque algo previsible y simplona. Este título que consigue sacar mas de una risa, trata sobre un entrenador de medio pelo, que busca el puesto de su vida en un college americano. Con esta premisa el coach interpretado por Bacon, acaba en una tribu africana intentado reclutar a uno de sus miembros para su equipo de baloncesto, con todas las situaciones surrealista que ello provocará.

4. Glory Road, 2006

Película que sigue la estela de Titanes, Hicieron historia, pero trasladada al mundo del baloncesto. Basada en hechos reales, un entrenador de una universidad pequeña en los años 60 tiene que reclutar a jóvenes jugadores para su plantilla y para ello recurre a deportistas de raza negra.  Todo esto situado en el estado de Texas,  una de las zonas más conservadoras de EEUU, lo que provocará una serie de problemas sobre los que discurrirán las distintas tramas de este drama de contenido racial. Película de buena factura técnica, aunque no va más allá que otros títulos similares en los que se mezclan el deporte y los derechos civiles en Estados Unidos.

3. Basket Music, 1979

Esta película supuso uno de los grandes revulsivos para el basket de principios de los 80. Para muchos está considerada una película de culto por distintos motivos y es que nos encontramos con una de las primeras con temática puramente baloncestística y por ella vemos desfilar a estrellas de la época como Julius Erving o Kareem Abdul-Jabbar, entre otros muchos cameos. El filme parte de una idea un poco surrealista en la que un equipo perdedor trata de cambiar su mala racha acudiendo a una vidente, que propone buscar jugadores que sean compatibles desde un punto de vista de la astrología. A pesar de la idea algo absurda la película funciona y es destacable su sensacional banda sonora. Todo un imprescindible para cualquier nostálgico del basket.

2. Ganar de Cualquier Manera (Blue Chips), 1994

Con Blue Chips, volvemos a encontrarnos con el baloncesto universitario como tema principal, y como ya lo hacía la película de Spike Lee, Una Mala Jugada, con todo ese mundo de presiones y cantos de sirena a los que son sometidos los jugadores. Aunque no tan innovadora como, la película de Lee, Ganar de Cualquier Manera, nos muestra de una manera hasta cierto punto realista, la trastienda de cómo se movía el mercado de fichajes de formación en esa época. Sin ser una excelente película, este título tiene unos cuantos alicientes que merecen echarle un vistazo, empezando por un reparto liderado por Nick Nolte y jugadores NBA de la talla de Shaquille O´neal o Penny Hardaway, el guión, escrito por Ron Shelton, director de Los Blancos no la Saben Meter, o su director el ganador del Oscar, William Friedkin por The French Connection. Una cinta de encargo con todos los ingredientes para triunfar y que sin embargo se quedan en un cúmulo de pretensiones que no logran su objetivo del todo.

1. Campeones, 2018

Campeones es sin duda una de las revelaciones cinematográficas de la pasada temporada. Con el Goya mejor película a sus espaldas, la cinta dirigida por Javier Fesser, es ya una de las grandes películas del cine español. Aunque no nos encontramos con una película dirigida al aficionado al baloncesto, como podrían ser las otras, Campeones es un buen ejemplo de cine en valores, de ese que dejan un poso. El baloncesto, que puede parecer meramente instrumental, juega un papel fundamental a la hora de dotar de fuerza y personalidad a los personajes, todos ellos tienen algo que aportar al equipo, como a la sociedad. Hecha sin pretensiones y dejando a un lado el buenismo exagerado, que muchos podían esperar, la película es divertida y con el ritmo que caracteriza a Javier Fesser, y aunque huye de sentimentalismos innecesarios, es sincera y tierna. Una genial opción para todo tipo de públicos.

Últimas Publicaciones