Wonder Woman 1984 - Una secuela decepcionante
Inicio Cine ‘Wonder Woman 1984’, una secuela decepcionante

‘Wonder Woman 1984’, una secuela decepcionante

por Jorge Caracuel Suero

Tras las decepcionantes Batman v. Superman: El Amanecer de la Justicia y Escuadrón Suicida, DC y Warner Bros necesitaban hacer algo para cambiar de rumbo y ofrecer esa calidad y seriedad que prometían. Por este motivo, Wonder Woman no pudo llegar en mejor momento: un filme que funcionaba a las mil maravillas y que ofrecía elementos del mejor cine de superhéroes clásico. Tras el éxito, era más que predecible que hubiese una secuela y que Patty Jenkins fuese la encargada de ponerse tras las cámaras de nuevo. Lo que no cabía esperar es que Wonder Woman 1984 fuese tan decepcionante y tan aburrida.

Esta secuela tiene lugar en la década de los ochenta y la princesa Diana Prince echa en falta a sus compañeros del pasado. En esta entrega entablará amistad con Barbara Ann Minerva, una arqueóloga que trabaja para Max Lord, megalómano empeñado en recopilar artefactos antiguos con la creencia de que estos le harán tan poderoso como un Dios. Cuando Steve Trevor vuelve a la vida, Diana deberá hacer frente a Minerva, que de ha convertido en la peligrosa villana Cheetah tras vender su alma a una poderosa deidad.

Tráiler final de Wonder Woman 1984, que se estrenará en diciembre  simultáneamente en cines y en HBO Max - HobbyConsolas Entretenimiento
Fotograma de ‘Wonder Woman 1984’ / FilmAffinity

Wonder Woman 1984 carece del entretenimiento y la ligereza que caracterizaba al filme de 2017 para ofrecer una película muy lenta y pesada que no logra despegar en sus 151 minutos de metraje. A una trama que quiere abarcar demasiado y que termina por quedarse en tierra de nadie se suma la absurdez del regreso del personaje de Steve Trevor (Chris Pine), sobrepasando todos los límites de lo rídiculo.

Toda cinta de superhéroes necesita un buen villano y Cheetah (Kristen Wiig) no es precisamente la mala de nuestros sueños. Su trama no funciona y el desorden de su guion hacen de Wonder Woman: 1984 un caos sin precedentes. Es innegable que Patty Jenkins ha querido arriesgar, pero nada en ella es suficientemente interesante para ser una secuela digna. Ni siquiera su estética retro (recurso que cada vez vemos más en los filmes de superhéroes) ayuda a crear una buena atmósfera.

Wonder Woman 1984 es la única esperanza que le queda a la industria cinematográfica para finalizar el 2020 y comenzar 2021 con cierto optimismo. Lástima que el salvavidas para la taquilla sea un producto tan poco interesante y sin la personalidad que desprendía su predecesora.

Valoración: 2/5

Lo mejor: Su factura y las escenas de acción siguen siendo impecables

Lo peor: Un guion confuso, absurdo y nada dinámico

Últimas Publicaciones