Nunatak: "Hablamos de la observación personal del entorno que nos rodea" | Nostromo Magazine
Inicio Entrevistas Nunatak: «Hablamos de la observación personal del entorno que nos rodea»

Nunatak: «Hablamos de la observación personal del entorno que nos rodea»

por Jorge Caracuel Suero

Nunatak, grupo de folk rock, nació en Cartagena en 2012 y está formado por Adrián Gutiérrez (guitarra, ukelele y voz), Álex Dumdaca (batería, percusión y voz), Gonzalo Ruiz (guitarra y voz), Gonzalo Ruiz (guitarra y voz), Fernando Besaja (bajo), José Manuel Lucas (trompeta y teclados) y Pedro Hernández (chelo y teclados). Ahora, con su nuevo proyecto, titulado Nunatak y las flores salvajes, hemos charlado con Álex Dumdaca, quien nos ha contado los ingredientes que poseen para conseguir con su música un resultado único.

¿En qué creéis que ha cambiado vuestra manera de hacer música desde que empezasteis en 2012?

Pues yo creo que sobre todo en la manera de trabajar las canciones. Aunque somos las mismas personas y entendemos la música de la misma manera, sí que es cierto que en cada disco hemos intentado tener el protagonismo de un elemento o de otro. Vamos a más corto plazo. Quizá el salto en el que hay más diferencia entre el tiempo que ha transcurrido entre el anterior disco y este sería a lo mejor más presencia de la electrificación de la música. Sobre todo, del papel de la guitarra eléctrica.

Entonces, ¿sería la electrificación de la música la protagonista de vuestro último disco?

Yo creo que sería seguir un poco la línea de la anterior en cuanto a lo que son presencia de muchos coros y del trabajo de armonía coral de los arreglos. Pero sí, la diferencia fundamental es la presencia clara de las eléctricas.

¿Por qué consideráis que este disco supone un paso adelante para vosotros?

Al final, disco a disco vas aprendiendo muchísimo a nivel técnica de cómo hacer canciones, de cómo grabarlas, de cómo experimentar, de cómo llegar a un sonido que te convenza y que exprese lo que sientes y tras cuatro discos hemos llegado a un punto en el que también hemos ganado seguridad en nosotros mismos a la hora de poder hacer cosas distintas sin preocuparnos a lo mejor tanto del qué dirán como de expresar a lo mejor lo que en ese momento sentíamos que era esa intensidad y esa rabia.

¿Cómo creéis que se ha fraguado esa seguridad?

Realmente, el momento en el que la pretensión principal no es a lo mejor el éxito inmediato o el reconocimiento propio, sino que poco a poco hemos ido viendo que, durante siete años cada vez se ha ido comentando que por lo visto tenemos cierta calidad reconocida pues supongo que también te va llenando de seguridad. Al final, lo ideal es que tu trabajo te deje satisfecho, porque una carrera musical puede durar unos años pero los discos son para siempre y te tienes que quedar contento con lo que haces.

Entonces, en estos siete años, vuestras perspectivas han cambiado un poco

Bueno, no solo las perspectivas, sino también todo: la vida personal de cada uno, los valores… Al final, no somos niños ya y tenemos unas prioridades y hemos aprendido ciertas cosas y eso también está en el disco, ya que hablamos también de las relaciones personales, familiares y por supuesto de la observación personal del entorno que nos rodea.

Háblanos brevemente de algunos de los diez temas que componen Nunatak y las flores salvajes. ¿Cuál piensas que es el que se diferencia de todo lo que habéis hecho hasta ahora?

Pues quizá a nivel sonoro lo que más se diferencia es Criminal de guerra. Quizá también la última, la de Ya he ganado. Son dos temas con gran intensidad y con caña por el tempo que llevan. Esas son las que más destacan. La de Ya he ganado tiene quizá también un toque muy experimental.

Por vuestras experiencias, estos temas no podrían haber salido hace siete años de la misma manera que ahora

Claro, ni estábamos en el punto de haber vivido estas cosas, ni a lo mejor tampoco teníamos los conocimientos o la seguridad para poder meternos en una producción así.

¿Qué destacarías de todo lo que habéis aprendido en estos siete años?

Al final, cuando empiezas una carrera con ciertas pretensiones, a lo mejor tienes por un lado la ilusión de empezar y por otro lado el miedo de si no gustará lo que haces. También hay una investigación personal y propia de encontrar tu sonido. En los primeros discos estábamos en la búsqueda de eso. Además, no nos ha gustado acomodarnos y hemos querido girar el volante para aprender cosas nuevas.

¿Cuáles son vuestras expectativas con este nuevo álbum?

La perspectiva es intentar que la gente venga a las salas y mostrar las diferentes caras de la investigación que hemos logrado con el paso de los años. En principio eso, seguir creciendo poco a poco.

Resultado de imagen de alex dumdaca nunatak

¿Cuáles son vuestros próximos conciertos?

Ahora mismo, tenemos conciertos en salas. Tenemos cinco fechas inicialmente y vamos a Valencia, Barcelona, Pontevedra, Madrid y Cartagena durante noviembre y diciembre y ya están todas las entradas a la venta en https://www.holanunatak.com/.

Este verano habéis actuado en un montón de festivales que habéis compaginado con la grabación del disco. ¿Cómo habéis hecho para sacar todo esto adelante?

La verdad es que teniendo mucho cuidado porque lo que habíamos planeado era centrarnos en grabar antes del verano, pero al final han ido surgiendo cosas y hemos tenido que apretarnos el cinturón y estar también metidos en festivales. Han sido unos meses duros de malabarismos en nuestras vidas personales pero al final nos hemos dado cuenta de que somos un gran equipo y que no nos hemos peleado cuando la presión era máxima, así que estamos contentos.

¿Cómo es trabajar para una gran discográfica como Warner?

Aunque la discográfica es muy grande, en nuestro equipo de trabajo tampoco hay tanta gente y tenemos un equipo de pocas personas que tienen una logística que nos ayuda a avanzar en un montón de cosas. La toma de decisiones tienen que pasar por un montón de filtros que lo hacen un poco laborioso, pero al final estás con una empresa grande que te va a poder ayudar cuando lo necesites.

En vuestros primeros trabajos, la reivindicación ecologista era parte de vuestra esencia. Pese a que han pasado los años, ¿pensáis que es vuestro sello?

Sí, precisamente en este disco hay una canción, Viento del Sur, que sí que tiene la presencia de esa temática ecologista. Esa visión siempre está en nosotros y en esta canción es clara esa influencia.

Algo que ha llamado mucho la atención es que todos los títulos de vuestros discos comienzan con el nombre del grupo. ¿Qué os motiva a hacerlo así?

Esto es idea de Nando, el bajista, que en un momento pensó en jugar con la temática de las historias de aventuras típicas de las sagas de películas ochenteras de que hay un personaje que va viviendo en cada capítulo aventuras distintas. De momento nos hemos sentido muy cómodos en esa línea.

En este disco contáis con la participación de Jorge de Second, Pepe Ludeña y los auroros de Rincón de Seca. ¿Cómo ha sido colaborar con ellos?

Jorge es de Murcia y es amigo de Raúl el productor y en este disco queríamos dar un salto con diversidad de sonido y de guitarras y Jorge ha hecho un papel muy bueno en eso. Con Ludeña ya colaboramos en el disco anterior y es el que ha grabado las cuerdas. Con lo de los auroros de Rincón de Seca es una asociación centenaria muy curiosa que se dedica a cantar a la virgen en el campo al alba para la salud de la tierra y del cultivo y en Hijo de la tierra, que es en la canción que participan, realmente tiene una temática que es muy coherente con ese asunto porque habla del típico personaje que ha pasado toda su vida dedicada a la tierra y al cultivo. Esta es una canción negra soul vintage con un coro gospel. Nosotros hemos hecho una versión murciana de esto.

¿Cuál piensas que es la gran virtud de Nunatak?

Somos muy currelas y perseverantes y siempre estamos en la búsqueda de mejorar, de no quedarnos en nuestra zona de confort. A la hora de trabajar, como somos muy amigos, nos soportamos y nos llevamos muy bien y nos ayudamos mucho, lo que hace que el grupo pueda salir adelante.

Para terminar, piensas que hoy en día la cultura y todo lo que no es mainstream sigue maltratada o se está abriendo camino?

Es verdad que hay mucha gente que se está esforzando por salvar y realzar el arte pero, en general, cuesta encontrar el sitio, los apoyos, y es un trabajo que no es un camino de rosas. Quizá, por eso se valora mucho cuando encuentras a la gente que a lo mejor viaja kilómetros para poder verte o productores que se la juegan para poder contar con grupos que no son los más altos de las ventas, pero que tienen la creencia por encontrar autenticidad en el arte y demás. Creo que todavía falta un poco de conciencia de que el arte es el que da personalidad y valor a la cultura de una ciudad, un país y que al final es lo que se recuerda. Cuando pasan las décadas, es vital poder analizar la cultura de un sitio por los artistas que hay, por lo que creo que debería darse más valor.

Últimas Publicaciones