Saje y su Aura en tres partes

Saje Portada
Saje Portada

Ya se encuentra en el aire “Aura”, el último EP de Saje, quien es una de las dos mitades de Kamada, la banda emblema de una identidad muy arraigada en el underground del rap argentino que se encuentra más que viva al día de hoy.

Lo que Kamada simboliza para el rap argentino es algo para reflexionar. En un mundo en el que la mercantilización de la música domina hasta nuestras percepciones, y en particular sobre los ritmos con raíz en el hip hop, siempre trae mucha frescura cuando nos encontramos con artistas, crews, bandas y círculos que se resisten a la banalización de la palabra y que fortalecen la personalidad más pura del género. Especialmente si hablamos de sujetos que no solo digan hacerlo, sino que lo hagan. Y, además, en una era en la que muchos ven “el underground” solo como el espacio previo al mainstream, algo que hay que transitar (y si se puede, sortear) para llegar a otro lado. En el under argento hay una porción del rap que se planta firme ante las olas de superficialidad reinante que golpean y golpean. Entre ellos, como decíamos, se encuentran Saje y Kelo, los muchachos de Kamada.

Y hace cuánto tiempo, además. La realidad es que cualquiera que realmente haya prestado atención al rap argentino durante la última década sabe que en la amplia mayoría de los años que la compusieron ellos estuvieron ahí, tanto en su formación original como en su formación actual. Respetada como pocos, habilidosa y profunda, esta dupla se puede dar el lujo de presentarse como filosos pioneros de un estilo de rapeo, de un estilo de composición, y de una forma de manejarse que enarbola un perfil bajo y una humildad poco encontrada en el género. “Así como a Atahualpa le llegaron libros por ahí en la quebrada, a nosotros nos llegó un pendrive con temas de Kamada” suena en un EP de otro rapero de la misma cepa, Kundo. Coherentes y prolijos, son de una kamada de artistas del rap que representa fielmente al rap sudamericano, y al argentino en particular. Desde lo lingüístico, lo temático, y lo cultural, se puede oír en todos sus trabajos el respeto y el culto al hip hop y así como a las raíces a la cultura que los vio crecer.

Una de las características del dúo es que, además de trabajar juntos, trabajan proyectos por separado. Kelo lanzó “L.E.A.L” el pasado octubre, un álbum completo y sólido, con numerosos destellos de brillantez a los que nos tiene acostumbrados. Saje, por su parte, luego del lanzamiento de “Sajelodonte” en 2019, nos regaló varios singles que exploraron diferentes perfiles del rapero, como “Péndulo” y “Mono Dopado”, y colaboraciones con diversos artistas tanto junto a Kelo como en forma individual, entre los cuales se encuentran rappers de peso como Brapis, Lego Skillz y Sexto Zen.

Y finalmente llegó “Aura”, un proyecto que hace tiempo viene siendo anunciado por Saje como un fructífero proceso y cuya realización disfrutó de múltiples maneras. Los tres tercios que componen el EP son “Tribal”, “Tifón”, y “Oval”, cada uno de ellos con una energía al mismo tiempo distante y próxima a los otros dos. El primero en ver la luz fue “Tifón”, que incluye la colaboración de LEÓN, y que fue presentado una hora antes que el extended play, en complemento con un videoclip en el cual, una vez más, Fah.Prods lució sus excelentes dotes para este tipo de creaciones (hace tan solo algunos días nos trajeron el brillante video de “Cuál Hay”, por Urbanse, Acru y Veeyam).

El espíritu del EP, además del usual reflejo fidedigno de una personalidad artística que se anima a ser punzante, a cuestionar y a reflexionar permanentemente, cuenta con cierto cruce de influencias locales y foráneas, como mucho del rap underground argentino. En “Aura”, puntualmente, por parte de la producción y las instrumentales detrás de la voz de Saje, la mano —ya conocida para cualquier oyente de Kamada— de Fiyo y de Laionbeats no trae nuevamente evidencia de la fuerte actitudde permanente búsqueda de la mejora y la calidad, con sonidos que hoy esporádicamente escuchamos en algunos círculos del rap latinoamericano.

En términos conceptuales, a bordo de una brillante habilidad técnica, sin dejar por fuera la importancia de las bases que cimientan todo mensaje, los tres temas funcionan de manera completa y con una relación astuta. Así como “Tribal” tiene el sello del sur argentino y un llamado a gritos a la cultura patagónica precolombina, suma un perfil de cuestionamiento científico que contrasta y encaja, como un rompecabezas. “Tifón”, por su parte, cuenta con ciertas similitudes, resaltadas a partir del videoclip, pero es atacado fuertemente por una guitarra funky-psicodélica que nos introduce de lleno en una letra más introspectiva sobre la cuestión artística de Kamada, sin dejar de trasladarnos instantáneamente a algún rincón musical de los años setenta.

“Oval”, al salir, cierra la puerta de “Aura” con su crítica social, sus ecos de la historia occidental, y un “tira y afloje” con la ciencia, en conjunto con las clásicas aliteraciones pegadizas de Saje. Su espeso flow tanto en beat como en voz aporta una clausura óptima para un EP que, a pesar de contar con solo tres tracks, contiene mucho más mensaje y mucho más rap dentro que la mayoría de las cosas que la industria escupe todos los días.

Y nos recuerda, como siempre desde su música hacen los muchachos de Kamada, que el underground vive.

Foto Portada: @saje.kmd

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Novedades semanales.