Teléfono: un talento desaprovechado

La artista sorprende con una canción inesperada

Por Andrés Cabello.

Desde que tuvo lugar la última gala de Operación Triunfo el 5 de febrero, resultando ganadora Amaia, han acontecido numerosos eventos destacables que han dado un giro a la vida de los exconcursantes.

El caso más característico es el de Aitana que ha lanzado nuevo álbum llamado Sus Canciones. El 26 de julio presentó a través de su plataforma de YouTube Teléfono, dedicado al desamor, el cual en apenas unas horas alcanzó el millón de visualizaciones y ocupó la primera posición de tendencias viralizándose.

Hasta aquí todo parece normal, la semifinalista del programa musical más importante hasta la fecha de la televisión española está potenciando su voz y creciendo cada vez más. Pero el problema llega con la crítica musical y su último estreno.

El tema Teléfono es sinónimo de cómo se está organizando la industria musical en nuestros días ya que se encargan de escoger las voces más profesionales e increíbles del panorama, como es el caso de Aitana, y llevarlas junto al dólar. La canción, que se esperaba con impaciencia ha golpeado entre los fans con desconcierto ya que es demasiado comercial, en el que los ritmos del house y las bases electrónicas junto a los estribillos repetidos hasta la sociedad imperan.

No se innova. Sí, mucho ritmo, videoclip sencillo, voz muy cuidada (con autotune) y pegadiza, pero no es lo que los seguidores de la artista esperaban tras ver su increíble evolución en el concurso en el que cada semana dejaba boquiabiertos a los miembros del jurado por su capacidad y sentimiento. Su potente voz se ve reducida a la monotonía para convertirse en un tema de discoteca.

Teléfono no es solo producto de una mala elección de Aitana, que también la tiene. El tema Teléfono es producto de una sociedad con un oído que no valora lo que cada artista es capaz de dar. En la que cada cantante con proyección es encauzado hacia lo comercial para conseguir los máximos ingresos en el menor tiempo posible.

Sin duda, musicalmente hablando, un tema superficial que de en el que se pierde la esencia de la artista.

Valoración: 5/10.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here