The Circle - El reality que Netflix y el mundo entero necesita
Inicio Crítica TV ‘The Circle’: El reality que Netflix y el mundo entero necesitaba

‘The Circle’: El reality que Netflix y el mundo entero necesitaba

por Jorge Caracuel Suero

Netflix ha revolucionado el mundo de las series y también lo está empezando a hacer con los realities. La plataforma de streaming estrenó en 2020 The Circle, versión estadounidense del programa original de Channel 4. Una vuelta de tuerca a los programas de convivencia en el que cada concursante vive aislado e intenta, a través de las redes sociales, ser el más molón para caer muy bien a sus compañeros. Una premisa muy interesante que ha vuelto a funcionar en su segunda temporada, lanzada el pasado mes de abril.

Este programa, que bien podría ser la versión no ficción de Black Mirror, enseña que todo el mundo puede ser cualquiera en internet y nos demuestra las inseguridades de los demás. ¿Hay algo más triste y poco esperanzador que una chica utilizando la imagen de otra (a la que considera más atractiva) para engañar a sus compañeros y así ganar el premio?

The Circle US Season 2: Everything To Know About The Cast
‘Concursantes de ‘The Circle Temporada 2′ / Netflix

The Circle sabe entretener sobremanera, con un montaje muy divertido y un montaje vertiginoso. Que los concursantes sean obligados a puntuarse entre ellos y a elegir el top de influencers hacen que no podamos dejar de verlo, por muy inmoral que nos parezcan algunas situaciones. La edición es limpia y directa y las conversaciones entre los concursantes resultan fascinantes. Además, el perfil de cada uno de ellos es muy diferentes, ya que podemos ver a las típicas personas que concursarían en cualquier reality (como Joey de la primera temporada o Chloe de la segunda), frente a otras (como Shubham de la primera o Bryant de la segunda) que nunca nos imaginaríamos en este formato.

El carisma de sus protagonistas (en especial la personalidad arrolladora de Sammie en la primera edición y la locura de Chloe en la segunda), hace que necesitemos más ediciones de este experimento sociológico. Sí, muchas veces nuestra sociedad da asco, y es necesario que un programa lo visibilice para intentar cambiarlo de nuevo.

Últimas Publicaciones