Top 5: Películas de Tim Burton bajo la técnica del stop motion

Repasamos las cinco mejores obras de Tim Burton bajo la técnica del stop motion. ¿Cuál de ellas es tu favorita?

El stop motion o la «animación en volumen», es una técnica increíble utilizada en el cine y consiste en la captación de imágenes estáticas a las que después se les aplica animación para que cuenten con movimiento. La filmografía de Tim Burton (tanto como productor y director) está compuesta en gran parte por la técnica del stop motion, que domina de una manera espectacular y siempre con su particular estilo. Hoy, desde Nostromo Magazine os dejamos una lista de cinco películas de este cineasta que no puedes dejar de ver y que fueron hechas con esta animación.

La Bella Julieta

5. Vincent (1982)

Aunque se trate de un cortometraje, no os podíamos dejar de mencionar este increíble trabajo de Tim Burton. Un homenaje a Edgar Allan Poe y que contó con la voz de Vincent Price. La primera vez donde Burton nos presentaría su lado oscuro. Como muchos de sus trabajos, Vincent se basa en un poema escrito por el cineasta y está inspirado en sí mismo, ya que desde niño sintió admiración por el actor Vincent Price. Uno de los mejores cortos del cine y en el que al fin, Tim Burton, pudo sacar a la luz su tan criticado estilo.

4. Beetlejuice (1988)

Aunque es una película con personas reales, cuenta con algunas escenas en donde se utilizó la técnica del stop motion, una muestra de humor negro protagonizada por Michael Keaton y la talentosa Winona Ryder y en la que Burton nos muestra nuevamente su lado oscuro. Una mezcla de realidad con ficción, un mundo de fantasmas y un gran éxito del que se ha anunciado una secuela. Beetlejuice fue llevado a la pantalla chica en forma de serie animada, en 109 episodios y muchos aún la recuerdan por su singular estilo.

3. Pesadilla antes de Navidad (1993)

Una de sus cintas más importantes y conocidas es Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare Before Christmas) producida por Walt Disney Pictures y estrenada en 1993. El filme fue nominado al Oscar a los mejores efectos especiales y al Globo de Oro por la mejor banda sonora compuesta por el genial Danny Elfman. Aunque todo el mundo se piensa que es suyo, realmente es solo el productor, ya que el largometraje está dirigido por Henry Selick. La película trata sobre las aventuras del Rey Jack Skeleton (El Rey Calabaza) intentando apoderarse de la Navidad. Una cinta oscura basada en un poema de Tim Burton, inquietante y un clásico referente del stop motion.

2. James y el Melocotón Gigante (1996)

Tan sólo tres años después de Pesadilla antes de Navidad, Tim Burton regresa otra vez produciendo la que quizás sea una de las mejores películas animadas, aunque no tan popular. James y el Melocotón Gigante (James and the Giant Peach) narra la historia de James, un niño huérfano que es obligado a vivir con sus dos terribles tías. En su desdichada nueva vida, James se hace amigo de una araña a la que protege, por circunstancias mágicas, un melocotón comienza a crecer en su jardín y se embarcará en él con sus nuevos amigos, un grupo de animales que incluye a un saltamontes, una araña y un ciempiés.

1. La novia cadáver (2005)

Tim Burton se consagró en el arte del stop motion con La novia cadáver (Corpse Bride), una maravillosa cinta en donde el favorito de Tim Burton, Johnny Depp, presta su voz al protagonista Víctor Van Dort junto a Helena Bonham Carter quien da vida a la novia cadáver Emily. Una vez más, Tim Burton hace gala de su oscuridad y dirige una cinta que cuenta con una banda sonora espectacular de la mano de Danny Elfman. Situada en la época victoriana, nos muestra una frivolidad que está más presente en el mundo de los vivos que en el de los muertos. Un filme que nos habla del amor más allá de la vida y la muerte.

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Novedades semanales.

+ Artículos relacionados